Público
Público

Habrá reforma de las Cajas de Ahorros y las pensiones

El Gobierno añade en el último momento nuevos puntos a su plan de choque para cambiar el patrón económico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ahorradores, funcionarios, pensionistas, trabajadores precarios e investigadores estarán también en el centro del cambio de modelo productivo que pretende impulsar el Gobierno.

El Ejecutivo de Zapatero ha intentado responder en el último momento a las observaciones que los interlocutores sociales y los expertos han hecho sobre el texto del anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, que desde su aprobación el viernes por el Consejo de Ministros ha circulado por diferentes estamentos del Estado. Con este objeto, el presidente ha citado esta mañana una nueva batería de medidas que no ha desarrollado, pero que podrían suponer importantes aportaciones al plan de choque que planea el Ejecutivo.

Entre estos anuncios destaca la enunciación de una reforma de la Ley de Órganos Rectores de Cajas de Ahorros, que Zapatero ha asegurado que se abordará después de que en el primer semestre del próximo año se reestructure el sector con la ayuda del Banco de España. En el texto inicial ya se anunciaba una nueva regulación más estricta con el sistema financiero, que parece que pivotará especialmente sobre las entidades de ahorro.

Zapatero también ha anunciado un Plan Integral de lucha contra el fraude fiscal, laboral y de las prestaciones de la Seguridad Social, una petición específica que le habían hecho llegar los secretarios generales de CCOO y UGT el pasado viernes. Los sindicatos están preocupados por la precarización de los trabajadores y le han pedido al Gobierno que refuerce los mecanismos de control contra el fraude, algo que Zapatero se ha comprometido a realizar en el primer trimestre de 2010.

También como respuesta a las demandas de los trabajadores, en este caso del sector público, Zapatero ha anunciado que a principios del próximo año se presentará un proyecto de ley de desarrollo del Estatuto del Empleado Público. Esta antigua reivindicación de los funcionarios englobará una modernización de las condiciones de trabajo de los empleados públicos.

En línea con las preocupaciones de los trabajadores, el presidente ha recordado su compromiso con la reforma de las pensiones, cuyas mejoras llevará a la mesa del Diálogo Social y al Pacto de Toledo que en estos momentos está ya en marcha en el Parlamento. Por lo pronto, Zapatero ha citado algunas medidas que ya estaban siendo consideradas por los diputados encargados de pilotar el proceso, entre ellas la estricta correspondencia entre lo cotizado y la prestación percibida; la integración de los diferentes regímenes (como el del hogar o el agrario) en el sistema general o el perfeccionamiento de la separación de las fuentes de financiación (las pensiones sólo se deben nutrir de las cotizaciones) o los incentivos destinado a prolongar la vida laboral hasta los 65 años y más allá. Además, Zapatero ha hablado de una 'política eficaz de ayudas familiares y la conciliación para adaptar las prestaciones a las nuevas formas familiares', probablemente en línea con la necesidad de impulsar la introducción de la mujer en el mercado laboral.

Además, el presidente ha anunciado la presentación de una Ley de la Ciencia, la tecnología y la innovación dentro de lo que se denominará la 'estrategia estatal de Innovación'. Según fuentes gubernamentales, el presidente le da mucha importancia a este aspecto del que, sin embargo, no se ha avanzando prácticamente nada.