Publicado: 19.11.2013 16:42 |Actualizado: 19.11.2013 16:42

Hacienda confirma que la sociedad de Urdangarin y la infanta defraudó más de 280.000 euros en 3 años

La conclusión de los técnicos es que en ninguno de los ejercicios habría cometido delito ya que el mínimo para que el fraude tenga esa consideración es de 120.000 euros al año

 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Agencia Tributaria ha confirmado que Aizoon, la empresa copropiedad de la infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, defraudó 281.109 euros del impuesto de sociedades de 2007 a 2010. La administración fiscal, en su Delegación Especial de Catalunya, ha calculado la cantidad a instancias del juez del caso Nóos, José Castro, a quien ha remitido un informe sobre la actividad de la sociedad en ese tiempo. 

La conclusión del balance contable de los técnicos es que en 2007 Aizoon dejó de abonar 99.787 euros del impuesto de sociedades, 91.101 euros en 2008, 71.073 euros en 2009 y 19.148 euros en 2010, con lo que en ninguno de esos ejercicios habría cometido delito, ya que el mínimo para que el fraude tenga esa consideración es de 120.000 euros.

Además, los inspectores ponen de manifiesto que la sociedad era esencialmente un instrumento para canalizar las ganancias de Urdangarin por sus labores de asesoramiento, aunque también obtenía ingresos con el arrendamiento de inmuebles propiedad del matrimonio. 

La Agencia Tributaria resalta además que los contratos de Urdangarin con las empresas a las que aconsejaba se justificaban únicamente por su condición de esposo de la infanta y exdeportista de elite. "En ningún caso constan -ni se han aportado por la entidad a la Inspección- resultados documentales de la actividad desplegada", subraya en su informe Hacienda, que agrega que tampoco los testigos que han declarado en el proceso han sabido ofrecer "más que explicaciones vaporosas" de los servicios proporcionados por Aizoon.

En el estudio se aporta como ejemplo del peso de los ingresos de Urdangarin en la empresa que compartía con su esposa la relación de ingresos de 2007, en los que lo facturado por asesoramientos y participación en consejos de compañías mercantiles supone un 95 % del total. En ese año, el duque de Palma cobró a través de Aizoon casi 700.000 euros de ocho empresas a las que prestaba servicios de consultoría, que le reportaron cantidades de entre 222.000 y 29.000 euros en el conjunto del ejercicio.

Sus contratos se justifican únicamente por su condición de esposo de la infanta, según Hacienda

"Al menos hasta el ejercicio 2008, la propia naturaleza de las funciones desarrolladas bajo el nombre de Aizoon SL no requería incurrir en gasto alguno, ni afectar bienes, ni organizar recursos materiales o humanos para asegurar la generación de los ingresos", y menos en los casos en los que los contratos incluían cláusulas por las cuales se abonaban los supuestos gastos, indica Hacienda.

En cuanto a la actividad de arrendamiento y subarrendamiento de propiedades de la sociedad, la Agencia Tributaria considera que no puede ser considerada como tal desde el punto de vista fiscal porque no existía un local en el que se desarrollara esa gestión ni una persona contratada expresamente para hacerlo, condiciones requeridas por la ley.

Junto al informe que analiza estos datos, que ha remitido este martes a las partes el juez Castro, Hacienda le entregó el lunes una relación de las declaraciones del impuesto de sociedades de 2003 a 2012 y un resumen de los acrecentamientos patrimoniales de Torres, Urdangarin y las entidades que controlaban.

El instructor del caso Nóos, que ha urgido a la Agencia Tributaria y la Policía para que le aporten cuanto antes toda la información que les ha requerido, tiene previsto consultar a las partes sobre la imputación de la infanta cuando concluya la investigación sobre su papel en Aizoon.