Público
Público

Hacienda obtiene ya 630 millones por la subida del IVA

La recaudación crece un 13,5% y el gasto cae un 2,2%. Ocaña da por seguro que el Estado cumplirá su objetivo de déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La caja de Hacienda ya nota la elevación de los tipos del IVA (al 18% y al 8%) que entró en vigor en julio, dentro de las medidas antidéficit. Hasta septiembre, la subida del impuesto ha supuesto unos ingresos adicionales de 630 millones, casi un tercio de lo que se calcula que se obtendrá este año por esa medida (1.900 millones), según los datos ofrecidos ayer por el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, sobre los ingresos y pagos del Estado hasta septiembre.

Estos mayores ingresos proceden de las operaciones realizadas por las grandes empresas en los meses de julio y agosto (el impuesto se devenga con un mes de retraso). Las de las pymes, que representan el 40% de la recaudación de este tributo, se ingresan en el presente mes de octubre, con la declaración trimestral que realizan las empresas de menor tamaño.

El déficit se reduce un 42% en nueve meses, y se coloca en el 3,45% del PIB

El IVA es el impuesto que está evolucionando mejor en lo que va de año. Su recaudación hasta septiembre crece un 57,1%, y no sólo por el aumento de sus tipos de gravamen. El grueso de la mejoría de estos ingresos se explica por las menores devoluciones y aplazamientos que se están realizando (se han reducido más de un 35%). Ocaña aseguró que las cifras del impuesto muestran también que se está produciendo un crecimiento del consumo, 'modesto, pero crecimiento en todo caso, que permite asegurar que aquellos pronósticos agoreros sobre una caída del gasto no se han confirmado'.

El resto de los grandes impuestos también está notando las medidas que se adoptaron para reforzar los ingresos y reducir el déficit. La recaudación por IRPF crece un 5,6%, sobre todo por la retirada de la deducción de 400 euros y la subida de las retenciones en las rentas del capital. De igual manera, el aumento del 4,2% de los impuestos especiales responde a la subida del gravamen del tabaco y de los hidrocarburos acordada el año pasado. En total, las medidas de consolidación fiscal han supuesto hasta septiembre unos ingresos adicionales de 4.035 millones, casi un tercio del aumento de la recaudación (el 13,5%).

El impuesto que peor se está comportando es el de Sociedades, el que pagan las empresas por sus beneficios. Su recaudación se ha desplomado un 21,3% en lo que va de año. La única buena noticia es que los ingresos de este tributo en el mes de septiembre, unos 700 millones, se debieron principalmente a actuaciones en la lucha antifraude (actas de inspección y declaraciones complementarias fuera de plazo).

Se han ingresado 4.035 millones adicionales por las medidas fiscales

Junto a unos mayores ingresos, se está comenzando a ver una disminución de los pagos del Estado. Hasta septiembre, el gasto público se reduce en un 2,2%. Descienden prácticamente todas las partidas. Sólo aumenta la del pago de los intereses de la deuda (un 9,1%), y la de personal, a pesar del recorte del salario de los funcionarios que comenzó a aplicarse en junio. Hacienda explica que el crecimiento de esta partida se debe al aumento de las pensiones de los empleados públicos y al abono de cotizaciones sociales pendientes, y subraya que la nómina mensual ya está notando el recorte (en septiembre, por ejemplo, se redujo un 1,8%).

El secretario de Estado aseguró que los pagos 'están reflejando las medidas de restricción del gasto acordadas en mayo' (por ejemplo, las inversiones descienden un 11%), aunque apuntó que 'el grueso del ajuste aparecerá en el último trimestre del año'. Ocaña, además, comentó que la desaparición de los ministerios de Igualdad y de Vivienda, como consecuencia de los últimos cambios en el Gobierno, 'van a producir algún ahorro, pero serán cifras muy pequeñas'.

La Seguridad Social mantiene un superávit de 9.400 millones

El resultado de la ejecución del presupuesto hasta septiembre permitió al secretario de Estado dar prácticamente por seguro que se logrará la reducción del déficit programada. 'Todos los datos indican que el déficit del Estado será el previsto', aseguró.

Hasta septiembre, los número rojos del Estado se redujeron un 42,1%, para quedar en 36.363 millones, medidos en términos de Contabilidad Nacional (el criterio seguido en toda la UE). La cifra equivale al 3,45% del PIB, dos puntos y medio menos que el existente hace un año.

El objetivo de este año es colocar el déficit del Estado en el 6,7% del PIB, desde el 9,4% en que cerró 2009. Para el conjunto de las administraciones públicas (Gobierno, autonomías, ayuntamientos y Seguridad Social), la meta es un déficit del 9,3%, desde el 11,1%. Ocaña no se atrevió a pronosticar si será posible lograr un resultado mejor. 'Me resisto a especular; me conformo con que cerremos cumpliendo el objetivo', dijo.

Ayudará, como en otros años, la Seguridad Social. El sistema de previsión público registró un superávit de 9.476,34 millones hasta septiembre. Es un 21% inferior al del año pasado; pero equivale al 0,9% del PIB, muy por encima de la previsión para 2011, el 0,2%. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, señaló que se puede confirmar que la Seguridad Social acabará 2010 con un 'claro' superávit, mayor del previsto.

Los datos que se conocen del resto de las administraciones también apuntan hacia un control de sus números rojos. Hacienda publicó ayer el dato agregado del conjunto de las administraciones hasta junio, cuando aún no se habían puesto en marcha las medidas de ajuste: suman un déficit de 37.310 millones (un 3,54% del PIB), un 8,4% inferior al de un año antes.