Público
Público

Haidar renuncia a recibir "cualquier tipo de atención médica"

La activista saharaui adopta esta decisión empujada por la intervención de ayer del juez de guardia, que le ha "aterrorizado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aminatu Haidar, que hoy inició su cuarta semana en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, ha anunciado que renuncia a recibir 'cualquier tipo de atención médica'. La activista saharaui ha hecho público esta tarde un comunicado en el que afirma: 'El juez me ha empujado a tomar la decisión de renunciar a toda atención médica'.

Señala que ha tomado esta decisión 'ante la actuación judicial realizada en el día de ayer', en la que una comisión judicial acudió al aeropuerto para comprobar su estado de salud.

Haidar destaca que entraron 'en la habitación en que me encuentro de forma violenta e intimidatoria, expulsando con empujones a la persona que me asiste, intentando realizar un examen médico contra mi voluntad e incluso amenazándome con alimentarme forzosamente, contra mi voluntad, violando mis derechos humanos'.

La activista afirma en su declaración que se sintió 'aterrorizada' y que, por tanto, ha sido el juez quien le ha empujado 'a tomar la decisión de renunciar a toda atención médica, incluso a la del médico que me ha venido atendiendo hasta la fecha, el doctor Guzmán Pérez Hernández'.

La decisión de Haidar de renunciar a toda revisión médica se produce horas después de que se anunciara que el juez tiene previsto mandar a otro médico para comprobar su estado, ya que hay informes contradictorios sobre los efectos de la huelga de hambre que dice mantener.

Hoy ha hablado muy claro el secretario general del Frente Polisario, Taleb Omar, asegurando que si Haidar muere, al Frente y a los saharauis se les acabarán 'los argumentos de mantenerse en una vía pacífica'.

Por su parte, la Unión Europea ha pedido hoy una solución política o humanitaria al caso de la activista saharaui, aunque reconoce que se trata de un asunto 'bilateral' entre España y Rabat.

Anoche, el conflicto por la huelga de hambre que mantiene Haidar vivía un nuevo episodio rocambolesco. El titular del juzgado de instrucción número 3 de Lanzarote y juez de guardia, Jerónimo Alonso, se presentó sin avisar en el aeropuerto con un secretario judicial, una médico forense, un intérprete y dos policías judiciales, para 'comprobar el estado de salud de Haidar', señaló el juez.


Fuentes jurídicas en la Audiencia Nacional han coincidido en que la activista saharaui Aminatu Haidar podría ser alimentada de manera forzosa cuando pierda la consciencia.

Admiten, sin embargo, que no existe precedente de ningún caso equiparable al de Haidar, que no está en situación de dependencia del Estado -como sí lo están, por ejemplo, los internos en centros penitenciarios- ni bajo otro tipo de tutela al ser mayor de edad.

Así, todas las fuentes consultadas han optado por la alternativa de suministrar alimentación forzosa a Haidar sólo en el caso de que ésta pierda la consciencia.