Público
Público

Hallado el cadáver de un tripulante de la barca desaparecida flotando cerca de Roses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cadáver que se ha encontrado hoy flotando a once millas de la costa de Roses (Girona), es uno de los tripulantes de la embarcación belga que se buscaba desde el viernes, según han confirmado a Efe fuentes próximas a la investigación.

El hombre, de unos 60 años, podría ser el propietario de la embarcación, que hoy ha sido localizada a la deriva a pocas millas de la costa de Menorca, ya que los documentos que llevaba corresponden al ciudadano belga desaparecido.

Las mismas fuentes han señalado que el forense que ha asistido al cadáver ha dicho que, en principio, el hombre no presenta signos de violencia, y todo indica que la muerte se produjo por ahogamiento.

Sin embargo, habrá que esperar a la autopsia, que se llevará a cabo en el Instituto Anatómico Forense de Girona, a donde el cuerpo ha sido trasladado esta tarde.

La mujer y el hijo del propietario de la embarcación, una motora con cabina y 18 metros de eslora con el nombre de White Angel, se han trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense de Girona para identificar al fallecido, desde la población de Estartit, en la que se esperaba el barco.

La familia es propietaria desde hace muchos años de una segunda residencia en esta localidad.

El caso está en manos del juzgado de guardia de Figueres (Girona) y tanto Salvamento Marítimo como el Servicio Marítimo de la Guardia Civil siguen con las tareas de búsqueda del otro tripulante por la zona en la que ha aparecido el primer cuerpo.

El barco debía llegar en la tarde del viernes al puerto del Estartit (Girona), desde el puerto francés de Leucat, pero al no llegar la familia alertó de su desaparición.