Publicado: 25.11.2014 14:44 |Actualizado: 25.11.2014 14:44

Hallado muerto en su casa el fiscal del 'caso Pokémon'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal jefe de Lugo, Juan José Begué, de 44 años, ha sido hallado sin vida en la mañana de este martes en su domicilio ubicado en el municipio de A Coruña.

Begué, que ocupaba el cargo de fiscal jefe de Lugo desde el año pasado, ha sido encontrado en su domicilio en el barrio de A Zapateira, en A Coruña. En los últimos meses faltó a su trabajo por razones de salud. Las primeras hipótesis apuntan a que esta madrugada el fiscal se habría quitado la vida, según la agencia EFE. El cuerpo lo encontró su mujer esta mañana en la entrada de su casa, a las afueras de A Coruña. Begué estaba casado con Rebeca Rodríguez Figueroa, fiscal de la Fiscalía Provincial de A Coruña.

Begué había asumido a mediados de 2013 la jefatura de la Fiscalía Provincial de Lugo. Había sustituido en el cargo a Javier Rey Ozores, tras tomar éste posesión como nuevo fiscal jefe de la provincia de A Coruña. En su acto de presentación, Lezaun prometió cantidades "ingentes" de trabajo anónimo y entendió que ésta debería ser la carta de presentación de cualquier fiscal.

Lezaun prometió cantidades "ingentes" de trabajo anónimo en su presentación como fiscal jefe de LugoDurante su discurso, el fiscal jefe de Lugo dijo que había observado una disminución de la delincuencia en la provincia de Lugo, pero un aumento en el retraso de las causas pendientes, por lo que se mostró dispuesto a invertir esa evolución de la tendencia de trabajo.

De hecho, avanzó que el impulso a todos los procedimientos iba a ser uno de los objetivos de su cargo y sostuvo que la tan necesaria celeridad debía ir guiada por dos caballos, el trabajo y el concepto de la Fiscalía como servicio público, por un lado, y por otro el aprovechamiento de los recursos de los que se dispone.

Juan José Begué, nacido en Huesca en 1970, comenzó su carrera como fiscal en 1997, cuando fue destinado a la Fiscalía Provincial de Girona. En el 2008 se incorporó a la Fiscalía Provincial de A Coruña.

En su destino como fiscal jefe en Lugo se encontró con varias macroperaiones judiciales abiertas y con gran trascendencia mediática, como las operaciones Carioca, Campeón o Pokémon.