Público
Público

Hallan carne de caballo en hamburguesas de vacuno en Irlanda y Reino Unido

Los ingredientes crudos de caballo provienen de España y Holanda, según han informado autoridades irlandesas de seguridad alimentaria y protección al consumidor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades alimentarias irlandesas han hallado restos de carne de caballo en las hamburguesas de cinco cadenas de supermercados con presencia en la República de Irlanda y en el Reino Unido, como Tesco, Iceland, Aldi y Lidl. 

La Autoridad de Seguridad Alimentaria de Irlanda (FSAI) confirmó hoy que ha iniciado una investigación para determinar cómo llegó la carne equina a las hamburguesas, si bien las primeras sospechas apuntan a que se debió a un simple 'accidente'. El director de protección al consumidor de Irlanda ha informado hoy que las tres compañías no se dedican 'a la compra o tratamiento' de carne de caballo, al tiempo que explicó que los 'ingredientes crudos de caballo hallados en estas plantas provienen de Holanda y España'.

En unas declaraciones a la cadena pública irlandesa (RTE), el director de protección del consumidor de la FSAI, Raymond Ellard, aseguró que, de momento, no hay pruebas que demuestren que la contaminación ha sido intencionada o que forme parte de un plan diseñado para sustituir carne de vacuno por la de caballo.

El estudio de la FSAI, que analizó 27 muestras de hamburguesas congeladas con fechas de caducidad fijadas entre junio de 2012 y marzo de 2014, determinó que el 37 % contenía rastros de ADN de equinos y el 85 % de porcinos. De las 10 muestras que dieron positivo, nueve contenían en torno a un 0,1 % de carne de caballo, mientras que en una del supermercado británico Tesco el nivel llegó hasta el 29,1 %, según el documento.

Los productos contaminados, apuntó el informe, fueron elaborados en dos plantas alimentarias de la República de Irlanda y en otra radicada en el Reino Unido.'Estos ingredientes en particular, por lo que sabemos, no se utilizaron en la elaboración de las hamburguesas en cuestión. Simplemente estaban en el inventario de sus almacenes', explicó el directivo de la FSAI.

En el informe de la autoridad sanitaria, su director ejecutivo, Alan Reilly, aseguró que la presencia de carne de caballo no supone riesgo alguno para la salud. 'En Irlanda no tenemos costumbre de comer carne de caballo y, en consecuencia, no esperamos encontrarla en una hamburguesa. Igualmente, para algunos grupos religiosos o gente que se abstiene de comer carne de cerdo, la presencia de ADN de cerdo es totalmente inaceptable', declaró Reilly.