Público
Público

Hallan diferencias inexplicables en mortalidad hospitalaria EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Lynne Peeples

La mayor parte de ladiferencia en la cantidad de infartos entre los hospitales deEstados Unidos sigue siendo un misterio.

Un equipo halló que los factores que siempre influyen en lacalidad de la atención hospitalaria (ubicación, tamaño, nivelsocioeconómico de los pacientes) explicaban menos del 20 porciento de esas diferencias en la supervivencia de los pacientesa un infarto agudo de miocardio, que es una forma grave deataque cardíaco.

Esto, para los autores, muestra la necesidad de identificarmás medidas directas de calidad para aplicar en los hospitalesque deben mejorar su atención.

Derivar a un paciente a un hospital universitario, porejemplo, no fue suficiente como para aumentar su supervivenciaa un infarto, indicó la autora principal del estudio, ElizabethBradley, de la Yale University, en New Haven, Connecticut.

El equipo de Bradley investigó 513.202 altas hospitalariasdespués de un infarto en 2.908 hospitales entre julio del 2005y junio del 2008 para identificar signos de calidad de laatención.

El 16 por ciento de los pacientes murió durante los 30 díasposteriores a la internación, publica el equipo en The AmericanJournal of Cardiology. Pero esa tasa varió del 11 al 26 porciento entre los hospitales estudiados.

Tras considerar las diferencias en los antecedentesclínicos de los pacientes, la edad y el género, el equipodescubrió varias características hospitalarias y de lapoblación de pacientes que estaban asociadas con una parte deaquella variación.

Las características hospitalarias que influyeron en unmejor pronóstico fueron la mayor cantidad de camas y de altasdespués de un infarto, la comunicación con un centro académico,la ubicación urbana y el mayor nivel socioeconómico de lospacientes.

Pero esa influencia fue modesta. La diferencia en las tasasde supervivencia entre los hospitales donde más de dos terciosde los pacientes provenían de zonas con muy bajo nivelsocioeconómico, por ejemplo, y los hospitales donde apenas el 2por ciento de la población provenía de esas áreas estaba pordebajo del 1 por ciento.

La combinación de todos esos factores explicó apenas el 17por ciento de la brecha. El equipo lo atribuyó en parte a queel estudio fue observacional, lo que impide indagar en larelación causa-efecto entre ciertos factores y la mortalidad.

De todos modos, los resultados se suman a las pruebas de loque podría o no influir en la calidad de la atención en EstadosUnidos. La iniciativa The Dartmouth Atlas Project, por ejemplo,había hallado que el dinero no siempre "compra" mejoratención.

"Nuevamente, ¿qué predice una mejor calidad de atención?Nuestro estudio sugiere que no sería ninguna de lascaracterísticas hospitalarias 'obvias'. Esto es una sorpresa,como lo fue el Atlas", señaló la experta.

Para Bradley, explicar el resto de la variación demandaría"una comprensión más sutil" del trabajo en un hospital: cómo secomunican los equipos de trabajo, la cultura organizacional yla administración. "Esto pesaría más que los aspectostradicionales, como el nivel de enseñanza y el tamaño delhospital", agregó la autora.

FUENTE: The American Journal of Cardiology, online 6 deseptiembre del 2010