Público
Público

Hallan diferencias en posibilidad de recibir trasplante de riñón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

Un estudio sugiere que laspersonas con enfermedad renal serían más propensas a ingresar ala lista de espera para un trasplante de riñón si ya tuvieronun trasplante cardíaco, pulmonar o hepático previo.

La mayoría de los pacientes no ingresan a esa lista hastaque reciben diálisis. Pero más de uno de cada tres pacientescon un trasplante previo pasa a lista de espera antes denecesitar diálisis, según una revisión de un registro dereceptores de órganos en Estados Unidos.

Esa urgencia mejora la posibilidad de supervivencia, perosólo se da en uno de cada cinco pacientes con enfermedad renalsin un trasplante previo.

"De ninguna manera eso es intencional, pero generacuestiones éticas asociadas con la justicia", dijo KerryBowman, experto en ética clínica del Hospital Mount Sinai, enToronto, Canadá, que no participó del estudio.

Más de 85.000 estadounidenses esperan un nuevo riñón, segúnel Departamento de Salud y Servicios Humanos de EstadosUnidos.

Recibir un trasplante de riñón depende del tiempo que elpaciente estuvo en lista de espera, mientras para recibir untrasplante de corazón, pulmón o hígado, la prioridad la da lagravedad del paciente, precisó el doctor Titte Srinivas, quedirigió el nuevo estudio.

"Las personas pueden esperar por años un riñón", dijoSrinivas, de la Clínica Cleveland, en Ohio. "La mitad de losmayores de 60 no vivirá para recibirlo", añadió.

El nuevo estudio, publicado en Clinical Journal of theAmerican Society of Nephrology, incluyó a más de 330.000personas en lista de espera de un riñón entre 1995 y el 2008.

En ese período, se triplicó la cantidad de candidatos conun trasplante cardíaco, pulmonar o hepático previo (5.000 entotal).

Las mujeres, los pacientes blancos, los que contaban concobertura privada o habían tenido un trasplante previo teníanmejores posibilidades de ingresar a la lista.

Para los autores, una explicación posible sería que lospacientes con un trasplante previo están en contacto con elcentro de trasplantes, donde los médicos reconocerían mejor quelos doctores de atención primaria la necesidad de reemplazar elriñón.

La doctora Gail Van Norman, anestesióloga y especialista enbioética del Centro Médico de la University of Washington, enSeattle, dijo que las diferencias en las posibilidades dellegar a lista de espera reflejarían qué tipo de pacientesrecibieron un trasplante previo.

"Suelen estar muy informados y ser consumidores del sistemade salud, quizás desde antes de recibir el primer trasplante",dijo Van Norman, que no participó del estudio.

"Sabemos que el sistema de trasplantes está sesgado a favorde los pacientes blancos y de clase media y alta. Ellos no letemen a la atención médica y tienden a consultar a los médicosporque les tienen mucha confianza", agregó Van Norman.

FUENTE: Clinical Journal of the American Society ofNephrology, online 2 de septiembre del 2010