Público
Público

Hallan más indicios de la relación entre prematuridad y autismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un estudio realizado en Estados Unidos que hizo un seguimiento a niños nacidos más de tres meses antes de la fecha de parto estimada ofreció el jueves nuevas evidencias que relacionan los nacimientos prematuros con el autismo.

Estos niños eran entre dos y tres veces más propensos a mostrar signos de autismo a los 2 años, según una medición estándar, que otros menores, informaron los investigadores en Journal of Pediatrics.

El autismo se refiere a un grupo de problemas del desarrollo conocido como desórdenes del espectro autista, que aparecen en la niñez temprana y perjudican la capacidad de comunicarse e interactuar con otros.

Sus causas aún no están claras y los expertos señalan que podrían existir factores genéticos y ambientales.

El doctor Karl Kuban, de la Escuela de Medicina de la Boston University y el Centro Médico de Boston, quien dirigió el estudio, dijo que el mayor riesgo hallado en estos niños no estaría causado directamente por el nacimiento prematuro.

En su lugar, es posible que lo que sea que cause el autismo en un niño también lo lleve a nacer antes de tiempo, indicó Kuban en una entrevista telefónica.

A partir de investigaciones anteriores que sugerían una relación entre el autismo y la prematuridad, los investigadores siguieron a 988 niños estadounidenses nacidos muy prematuramente, al menos tres meses antes de la fecha de parto estimada.

A los 2 años, los niños fueron examinados usando un método de control en el que se evalúan 23 conductas que indicarían la presencia de autismo. Este método detecta qué niños tendrían autismo aunque no es considerada un diagnóstico definitivo.

Generalmente, el diagnóstico de la enfermedad no se produce hasta los 3 años, explicó Kuban.

Mientras que menos del 6 por ciento de los niños nacidos a término obtienen resultados positivos en la prueba de detección de señales de autismo, en estos bebés prematuros la cifra subía al 21 por ciento, dijeron los expertos.

Dado que los bebés nacidos antes de término tendrían ciertos problemas de desarrollo no vinculados con el autismo que podrían generar resultados positivos en el examen de control, los investigadores luego excluyeron a los niños con dificultades motrices, visuales y auditivas.

Incluso después de realizar esta selección, el 16 por ciento de los menores obtuvo resultados positivos sobre posible autismo.

Después de excluir también a los niños con problemas cognitivos que se presumía no estaban relacionados con autismo, alrededor del 10 por ciento de los bebés nacidos prematuramente todavía obtenía resultados positivos en la medición.

Los partos prematuros están asociados a una larga lista de riesgos para la salud del bebé, como retraso mental, parálisis cerebral, problemas pulmonares y pérdida de la visión y la audición.

Según estadísticas del Gobierno de Estados Unidos, cerca de uno de cada 150 niños estadounidenses padece un desorden del espectro autista.