Público
Público

Hamás e Israel detienen los ataques y Gaza recuenta las víctimas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Las fuerzas israelíes se retiraban el lunes de la Franja de Gaza tras una tregua provisional con el grupo islamista Hamás que permitía a los palestinos hacer un inventario de la devastadora guerra de tres semanas.

Las autoridades militares dijeron que las tropas y tanques que habían ingresado a Gaza el 3 de enero como parte de una ofensiva para enfrentar los ataques con cohetes palestinos estaban saliendo de forma gradual, aunque permanecían listos para enfrentar cualquier recrudecimiento de los combates.

Hamás anunció el domingo un alto el fuego inmediato acordado con otros aliados en la Franja de Gaza y dio a Israel, que ya había declarado una tregua unilateral, una semana para retirar sus tropas del territorio palestino.

La crisis ensombreció los últimos días de mandato del Gobierno del presidente estadounidense George W. Bush y destacó los retos en Oriente Próximo del gobernante electo Barack Obama, quien asumirá el cargo el martes.

En Gaza, las familias comenzaron a emerger de sus escondites, incluyendo el complejo de una escuela de la ONU donde unas 45.000 personas buscaron refugio durante la lucha, y a regresar a sus hogares, encontrándolos en algunos casos dañados o destruidos.

Hamás, cuyos ataques con cohetes desencadenaron el asalto, según dijo Israel, anunció el alto el fuego unas 12 horas después de la decisión unilateral de Israel. Hamás también dijo que Israel, que inició su ofensiva el 27 de diciembre, tiene una semana para retirar sus tropas de Gaza.

El líder de Hamás en Gaza, Ismail Haniyeh, reivindicó la "victoria popular" de los palestinos sobre Israel. "El enemigo fracasó en alcanzar sus objetivos", dijo Haniyeh en un discurso en el canal de televisión de Hamás Al-Aqsa.

Los servicios de inteligencia de Israel contraatacaron, interrumpiendo una transmisión de Al-Aqsa con imágenes de incursiones aéreas contra palestinos que lanzaban cohetes y de hombres armados muertos. Un mensaje escrito final decía: "¡Hamás fue derrotado!"

SALIR RÁPIDO

Se registraron disparos de ambos lados tras los anuncios separados, pero en gran parte la tregua parecía estar ganando fuerza y las tropas israelíes comenzaron a salir de Gaza, donde ingresaron el 3 de enero, una semana después de que se inició una ofensiva aérea.

"No queremos quedarnos en Gaza, y deseamos salir tan rápido como se pueda", dijo el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, tras entrevistarse con líderes europeos en Jerusalén.

Tropas y tanques comenzaron desde el amanecer el regreso hacia el lado israelí de la frontera y el Ejército confirmó posteriormente que había iniciado el repliegue después de una guerra de tres semanas que ocasionó la muerte de 10 soldados israelíes y más de 1.300 palestinos. Tres civiles israelíes también fallecieron.

De acuerdo a la Oficina de Estadísticas Palestina, unos 4.000 edificios residenciales fueron reducidos a escombros durante el conflicto. Diplomáticos occidentales han dicho que la reparación de la infraestructura dañada en Gaza podría costar al menos 1.600 millones de dólares.

Responsables de Hamás, que acudieron a El Cairo para negociaciones con Egipto que buscan resolver el conflicto de 22 días, exigieron la apertura de los cruces fronterizos de Gaza para el ingreso de "todos los materiales, alimentos y bienes".

El grupo islamista había dicho anteriormente que no detendría sus asaltos mientras los soldados israelíes continúen desplegados en la Franja de Gaza.