Público
Público

La hambruna se puede agravar y afectar a 15 millones de personas, según las ONG

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las ONG españolas que trabajan sobre el terreno en el Cuerno de África han alertado hoy de que los 13 millones de afectados por la hambruna pueden llegar a ser 15 millones el próximo año debido a la escasez de precipitaciones que se prevé durante la próxima temporada de lluvias.

Así lo ha manifestado Emilia Sánchez, de Intermón Oxfam, durante un encuentro informativo con personal técnico de las organizaciones que trabajan en la región.

Emilia, quien ha aterrizado esta misma mañana en Madrid procedente de Kenia, donde ha estado trabajando en el campo de refugiados de Dadaab, ha asegurado que la situación "va a peor" y ha subrayado que "tener una hambruna en el siglo veintiuno es una vergüenza", máxime cuando es "previsible y evitable".

En este sentido, ha señalado que desde hace años existe un sistema de alerta temprana, que ya avisó en diciembre del pasado año de la crisis humanitaria que iba a afectar a la región, "pero no hubo respuesta" por parte de la comunidad internacional.

"Hasta el mes de junio o julio no se hizo nada", ha lamentado Sánchez, quien ha insistido en que no se está actuando con "toda la contundencia y rapidez que hace falta" por parte de los gobiernos.

Esta cooperante ha avisado de que el número de personas que están en riesgo de muerte en Somalia ha pasado de 350.000 a 750.000, debido principalmente a las dificultades que hay para acceder con la ayuda humanitaria hasta los afectados.

Por ello, Emilia ha pedido un acuerdo de paz en este país, inmerso en un conflicto armado desde hace veinte años.

La representante de Intermón Oxfam ha explicado que los refugiados somalíes tienen muchas ganas de salir adelante y lo que quieren es que haya paz para volver a su país, un deseo que manifiestan incluso aquellos que llevan dos décadas en un campo de refugiados.

Montse, de Acción contra el hambre y recién llegada de Etiopía, ha desarrollado su labor en un campo de refugiados situado cerca de la frontera con Somalia, donde ha constatado una tasa de malnutrición en torno al 60 %, "la más elevada que he vivido sobre el terreno".

"No era un campo de refugiados, era un campo de malnutridos", ha subrayado esta cooperante.

Por su parte, Carmen, de Cáritas España, ha considerado que se trata de una "emergencia de largo recorrido" y ha incidido en que si se cumplen las previsiones sobre la escasez de lluvias el próximo año la situación puede ser "dramática".