Público
Público

Hamilton dice que Malasia podría ser duro para McLaren

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El campeón del mundo Lewis Hamilton teme pasarlo mal en Malasia el fin de semana que viene después de luchar para situar tercero el nuevo McLaren, cuyo rendimiento está por debajo de las expectativas, en la primera carrera de la temporada en Australia.

"Cada año se vuelve más difícil y diría que ahora mismo es el mayor desafío tanto para mí como para el equipo", explicó el británico, de 24 años, que empezó en el decimoctavo lugar y último en la parrilla de salida, a los periodistas.

"Nos hemos enfrentado a serios desafíos en los últimos tres años y este supone otro bien grande para nosotros, si no el mayor", explicó.

"Pero como he dicho desde el principio, si alguien puede hacerlo, somos nosotros", afirmó.

"Tengo gran fe en este equipo pueda dar la vuelta a la situación, y ese es un buen fundamento sobre el que basarnos", añadió.

Hamilton, que ganó saliendo desde la 'pole' en Australia el año pasado, puso toda la carne en el asador en el Albert Park al intentar mantener el coche sobre la pista y remontar tras un fallo de clasificación a causa de un problema en la caja de cambios.

McLaren, que ha reconocido abiertamente que su coche, de motor Mercedes, está lejos de los primeros en una temporada en la que han predominado las nuevas regulaciones, se había preparado para una tarde dura entre los demás perdedores.

"Al comenzar este fin de semana sabía que podríamos tener un fin de semana en el que no consiguiéramos puntos", dijo Hamilton, que quedó detrás de los dos coches de Brawn GP, también con motores Mercedes.

"Ferrari sólo obtuvo un punto (en Australia) el año pasado, pero volvieron y se fortalecieron posteriormente, así que todo es posible", añadió.

Hamilton acabó quinto en Malasia el año pasado tras un segundo puesto en 2007, y el británico avisó de que probablemente no repetiría sus logros de Melbourne.

"Probablemente habrá una diferencia mayor entre nosotros y el coche de Brawn. Estaremos un poquito atrás", explicó. "Pero con suerte en China (lo haremos) y desde ahí estaremos más cerca", declaró.

"Creo que Malasia va a ser más duro para nosotros porque el coche es difícil de conducir ahora mismo", añadió.

"Realmente sentí que era gracias a Dios que podía mantener (el coche) sobre la pista", explicó.