Público
Público

Hannibal Laguna viste de fiesta y seducción nocturna la mañana de Cibeles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hannibal Laguna no defraudó hoy con 'The black swan'. Como siempre, el venezolano presentó una colección delicada y espléndida, de líneas frágiles y románticas en la que juega a seducir con elegancia con sus ya tradicionales vestidos-joya de fiesta, repletos de sutiles bordados.

El desfile de Laguna es siempre uno de los más esperados, lo que se puede constatar en el lleno de las gradas y las numerosas caras conocidas que acuden a ver sus creaciones.

Borja Thyssen y Blanca acapararon hoy todos los flashes antes del desfile, al que también asistió Felipe Varela, uno de los diseñadores preferidos de la Princesa Letizia.

El diseñador explicó a Efe que ha apostado para su próxima colección primavera-verano, inspirada en la cinematográfica Italia de Fellini y Visconti de los cincuenta, por los volúmenes sofisticados cortados al bies y los perfiles con estructuras tulipa, corola o lápiz.

Con una teatral puesta en escena, en la que la música jugó un papel fundamental con temas como el mítico 'Gigi l'amoroso' de Dalida, Laguna ofreció en cada prenda la esencia de la costura clásica, con vestidos en los que se superponen las sedas y las gasas vaporosas, sinuosas y transparentes y en los que investiga con los dibujos de damasco.

A pesar del esfuerzo que supone para los creadores presentar cada seis meses una colección destinada a pasarela, el creador venezolano, que este año ha recibido el premio Telva al mejor creador nacional de moda 2010, no se relaja, y sigue investigando con los pliegues, los bordados y los engarces en elaborados trabajos artesanales que adquieren aspecto de joya con los laminados metálicos.

Los relieves pintados y el 'guipure' floral toman protagonismo en esta colección, en la que el diseñador asegura que ha sido más él, llena de matices cromáticos muy definidos en la que entran, además de los clásicos blanco y negro, el escarlata y el rosa flamenco.

Nada nuevo se pudo ver hoy en la colección de Alma Aguilar en Cibeles, en la que la joven diseñadora madrileña presentó sus clásicos vestidos románticos de sutil caída gracias a la gasa de seda lisa, fundamentalmente en tonos crudos, o de estampados forales.

Aguilar convirtió la pasarela en una caballeriza inglesa, llena de montones de heno y accesorios equinos que trasladó espléndidamente a las modelos con tocados de estilo victoriano y zapatos cuyo denominador común son las plumas.

Los volantes y los escotes 'halter' abundan en vestidos y translúcidas blusas, en prendas en las que la diseñadora juega con jaretas, pliegues y frunces muy trabajados.

Además de la gasa de seda, la madrileña apuesta también la próxima temporada por la crudeza del algodón rústico con flores bordadas, en una colección en la que también incluye algún pantalón 'legging' plateado, 'shorts' y americanas, con pinceladas de salmón, 'nude', verde agua y distintas tonalidades de azul.

Devota&Lomba se ha inspirado en una selva tropical, con sonidos de aves exóticas, para el próximo verano, con mucho vestido estampado, lleno de frunces y pliegues marcados por los tonos verdes con ligeros toques de naranjas que el diseñador utiliza a modo de cintas cruzadas.

El presidente de la Asociación de Creadores de España, Modesto Lomba, entre cuyo público estuvo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, juega con distintos largos en las prendas, los escotes asimétricos y los tonos degradados, con una extensa paleta de colores.

También da importancia en su colección el diseñador a las telas superpuestas, así como a los tonos básicos, blanco y negro, en vestidos y trajes a modo de tablero de ajedrez.

El conocido Jon Kortajarena representó hoy al sector masculino en el desfile de Debota&Lomba, en el que el modelo lució con estilo un traje chaqueta azul marino con camisa tropical y sandalias.

Para la tarde quedan los desfiles de moda masculina de Alma Aguilar, Devota&Lomba y Hannibal Laguna.