Público
Público

"Lo haré a mi manera", dice el candidato del Barça Rosell

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sandro Rosell, el favorito para sustituir a Joan Laporta como presidente del Barcelona, se llevará con él una frase sacada del repertorio del cantante Frank Sinatra y dirigirá el club "a mi manera" si gana las elecciones del domingo.

El empresario de 46 años, con fuertes vínculos con el marketing deportivo, ha superado consistentemente las encuestas de opinión de los cuatro candidatos.

Laporta dejará la presidencia del club a finales de junio tras siete años en el cargo y los socios del Barça (miembros del club) pueden elegir entre Rosell, Jaume Ferrer (el preferido por Laporta), el antiguo director Marc Ingla y el desconocido Agustí Benedito.

Rosell fue vicepresidente deportivo bajo el mandato de Laporta entre 2003 y 2005 antes de renunciar al puesto por diferencias sobre la dirección del club y sus opositores han insinuado que tiene una lista de la compra con jugadores de renombre, al igual que Florentino Pérez, presidente de su máximo rival, el Real Madrid.

"Si ganamos, tendremos nuestro propio estilo y modelo, que no tiene nada que ver con el Madrid de Florentino", dijo Rosell cuando contestaba a las preguntas de los lectores del diario Sport.

"A todos nos gusta tener el máximo número de jugadores de casa, aunque para tener el mejor equipo del mundo a veces debes buscar fuera aquellas posiciones que en casa no tenemos", agregó.

Si bien en anteriores elecciones se ha visto que los candidatos prometieron que contratarían a diversos jugadores o entrenadores si ganaban, la campaña de este año se caracteriza por un consenso general de que se necesitan pocos cambios para los campeones de Liga.

PRINCIPALES DIFERENCIAS

El desarrollo de la cantera y traer al centrocampista del Arsenal Cesc Fábregas de vuelta al Camp Nou, por ejemplo, son compartidos por todos.

Las principales diferencias han estado en el estilo más que en la esencia con Ingla, Benedito y Ferrer atacando a Rosell, quien manifestó su intención de presentarse hace más de un año y que entró en la carrera con más firmas de apoyo que los otros tres candidatos juntos.

Ingla, un consejero empresarial de 44 años, renunció a la vicepresidencia deportiva en 2008 después de que Laporta perdiera un voto de confianza entre los socios del club y propuso la creación de una red internacional de canteras de juveniles.

Por su parte Ferrer, empresario de 46 años, se ha centrado en su implicación con el equipo del Barça que ganó seis trofeos en 2009 y Benedito ha contado con un aumento de su popularidad gracias a sus debates en televisión y radio.

Este último, de 45 años y con un negocio familiar de concesionarios de automóviles, se ha posicionado como el candidato independiente y ha hecho llamamientos populistas para permitir que los socios del club tengan más peso en la dirección.

"Rosell, Ferrer e Ingla son la misma cosa, son el mismo modelo de club, la misma manera de ver el barcelonismo", dijo. "Hay dos modelos: un Barça gestionado por unas élites con manifiestas complicidades mediáticas, financieras y políticas, y un modelo más próximo, más cercano a la gente, que habla de manera clara con un lenguaje que la gente entiende", puntualizó.