Publicado: 06.02.2014 10:19 |Actualizado: 06.02.2014 10:19

La Harley-Davidson del Papa se vende por 210.000 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Harley-Davidson del Papa Francisco que la casa de subastas británica Bonhams subastaba este jueves en el Grand Palais de Paris, en el marco de la 'Rétromobile Week', se ha vendido por 210.000 euros y la cazadora de cuero, también firmada por el Pontífice, por otros 50.000 euros, según han confirmado fuentes de la casa de subastas. La moto fue un regalo que la mítica marca de motos hizo al Papa Francisco el pasado mes de junio con motivo del 110 aniversario de Harley-Davidson. Después, la moto fue donada por el Papa Francisco, que según recuerda Bonhams, es famoso por su preocupación por los pobres y su preferencia por los medios de transporte modestos.

Los 260.000 euros recaudados irán destinados a Cáritas Roma, concretamente, a la renovación del albergue 'Don Luigi di Liegro', que abrió sus puertas hace 30 años para acoger a personas sin hogar, sin trabajo o pobres y de su comedor social situado en la estación de tren de Termini. El dinero recaudado con la venta de la Harley-Davidson permitirá al albergue continuar dando comidas y alojamiento a más de mil personas necesitadas cada día. La Harley-Davidson modelo Dyna Super Glide y con un valor estimado de entre 12.000 y 15.000 euros, lleva en el depósito la firma del Papa Francisco y además, se ha subastado con un certificado de conformidad de Harley-Davidson. También se ha subastado una cazadora de cuero con su firma.

El responsable de motos de Bonhams, Ben Walker, aseguró que era un "increíble honor" para ellos vender esta moto en favor de Cáritas Roma y confiaba en que fueran capaces de que tanto el Papa Francisco como Harley-Davidson se sintieran orgullosos alcanzando "una cantidad importante de dinero por esta buena causa". El pasado mes de junio, el Papa Francisco fue agasajado con dos motos Harley Davidson, con motivo del centenario de la mítica compañía. Además, el domingo 16 de junio, cientos de moteros con sus motos Harley-Davidson se acercaron a la Plaza de San Pedro del Vaticano para asistir a la Misa y al Ángelus, después de una semana repleta de actos en homenaje a la casa estadounidense.