Público
Público

Harta de hablar en los bares de lo mal que está el mundo

Inma Saranova. 29 años, autónoma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mucho antes del 15 de mayo, Inma Saranova ya buscaba la forma de despertar conciencias y pasar a la acción. Hasta que un día contactaron con ella a través de una red social para proponerle que echara un vistazo a una página. Era el germen de lo que más tarde se convirtió en Democracia Real Ya. "Se convocaron las manifestaciones y vi que Albacete aún no se había unido, así que me puse a ello", cuenta Inma. Entre ella y su entorno organizaron la manifestación, que consiguió reunir a casi 2.000 personas. Unos días después, las concentraciones multitudinarias durante la jornada de reflexión le hicieron sentir que algo importante estaba pasando. "Vi a una mujer de unos 50 años con una pancarte que decía ‘¿dónde están mis rastas?' y pensé que el mensaje estaba calando hondo", recuerda.

Para ella, lo mejor ha sido "el despertar social" de gente con inquietudes. "Estábamos hartos de hablar en los bares de lo mal que estaba el mundo; de repente nos levantamos y actuamos", cuenta. Inma no tiene duda: lo que parece utópico se puede conseguir, sobre todo si se deja a un lado el dicurso único que cada día aparece como verdad indiscutible. Y ya se ha dado un primer paso: "Acabar con la apatía social de un amplio grupo de gente". "La manifestación de octubre tendrá mucha repercusión, además con la cercanía de las elecciones podemos conseguir que, al menos, se abra el debate de la Ley Electoral", concluye.