Público
Público

Hawai, el comienzo del sueño americano de Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El archipiélago de Hawai, en el corazón del Pacífico, vio nacer al presidente de EEUU, Barack Obama, quien gracias al tesón de su abuela materna estudió en uno de los mejores colegios de Honolulu y pudo comenzar a construir su sueño americano.

Obama es en realidad "la personificación del sueño americano", dice a Efe Eric J. Kusunoki, quien fue profesor del primer presidente negro en la historia de EEUU entre 1975 y 1979 en el Colegio Punahou de Honolulu.

Más de treinta años después, Kusunoki pinta a Obama como un chico "curioso y educado", buen estudiante y que siempre llegaba por la mañana al colegio "con una sonrisa".

Kusunoki, que se reunía todas las mañanas con Obama y sus compañeros antes de las clases "para hablar de cualquier cosa que ellos quisieran", no recuerda haber tenido quejas académicas o de comportamiento sobre el único alumno de raza negra de su promoción, como se ve en las fotos de la época.

El hoy presidente nació en Honolulu el 4 de agosto de 1961 y pasó aquí la mayor parte de su infancia y adolescencia, con la excepción de un periodo en Indonesia cuando su madre se casó en segundas nupcias con Lolo Soetoro.

Desde los diez años vivió con sus abuelos maternos en un edificio de apartamentos en Honolulu que está muy cerca del Colegio Punahou.

Su adorada abuela Madelyn Payne Dunham siguió viviendo en el mismo edificio hasta su muerte, que fue un día antes del histórico triunfo electoral de Obama el 4 noviembre de 2008, y fue ella la que se empeñó en mandar a su nieto al selecto Punahou.

Fundado en 1841 con apenas 50 estudiantes, es uno de los colegios más antiguos de todo EEUU y hoy tiene más de 3.700 alumnos, explica a Efe su directora de Relaciones Externas, Carlyn Tani.

Punahou, donde Obama se graduó en 1979, le abrió las puertas a la prestigiosa Universidad de Columbia, donde cursó Ciencias Políticas y se especializó en Relaciones Internacionales.

"Pensar que uno de nuestros alumnos ha llegado a ser presidente es difícil de creer. Estoy muy orgulloso y muy feliz por él", reflexiona Kusunoki.

Por su parte, Tani cuenta que cuando era aún presidente electo Obama estuvo en Punahou dos veces "para jugar al baloncesto" con sus excompañeros de equipo.

Y es que "el presidente formaba parte del equipo que en 1979 ganó el campeonato estatal de baloncesto", relata orgullosa Tani.

Luego agrega que para los profesores y alumnos de Punahou es "un tremendo honor" estar en el mismo colegio por el que pasó Obama, cuya historia sirve de "inspiración" a los estudiantes que luchan día a día por cumplir sus sueños.

"Pero también es un tremendo honor para Hawai", famoso por sus paradisíacas playas y destino ideal para los amantes del surf.

Kusunoki dice que Obama sigue en contacto con sus amigos del colegio. Además, el presidente visita con regularidad el archipiélago y pasa aquí sus vacaciones navideñas junto con su esposa, Michelle, y sus dos hijas, Malia y Sasha.

De hecho, el pasado fin de semana Obama estuvo en Hawai, aunque esta vez por motivos laborales, para ejercer de anfitrión de la cumbre de líderes de los 21 países que integran el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), celebrada en Honolulu.

Durante esta cumbre hizo algo que, como él mismo contó, no había hecho nunca en sus 50 años de vida: vestirse de chaqueta y corbata en Hawai.

El presidente divulgó su certificado de nacimiento íntegro el pasado abril, para acallar a los grupos conservadores que dudaban de que realmente naciera en Honolulu.

En una reunión con empresarios en el marco del APEC, Obama se refirió a esa situación en tono de broma.

"Como muchos de ustedes saben, éste es mi lugar de nacimiento. Ya sé que durante un tiempo hubo quien lo negó, pero les puedo enseñar hasta el hospital si quieren ir hasta allí", comentó.

Miriam Burgués