Publicado: 25.11.2013 13:44 |Actualizado: 25.11.2013 13:44

"Hay que dar a entender que no somos inferiores a los hombres"

La nadadora Melanie Costa, la 'sirena' Ona Carbonell y la gimnasta Alejandra Quereda reivindican el poder del deporte femenino y su rechazo a la violencia machista. El CSD creará una división especial para las mujeres. La Liga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El deporte español también se ha sumado a las acciones que se suceden durante toda esta jornada con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género. En un desayuno informativo, tres de las mejores deportistas españolas en la actualidad, la sirena' Ona Carbonell, la nadadora Melanie Costa y la gimnasta Alejandra Quereda, han reivindicado las bases de los éxitos que está cosechando en los últimos tiempos el deporte femenino en nuestro país y han exigido tener la misma notoriedad que reciben los deportistas masculinos.  Y con respecto a la lucha contra la violencia machista, Costa ha alzado su voz al ser preguntada por Público por cómo las deportistas pueden ayudar a luchar contra esta lacra: "Tenemos que dar a entender que no somos inferiores a ellos. Merecemos el mismo respeto".

En términos parecidos se ha referido el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, al denunciar el déficit que siempre han sufrido las mujeres en el deporte. "La discriminación padecida por la mujer durante tanto tiempo fue absurda. No podemos seguir desaprovechando esa oportunidad, es nuestra obligación que tengáis la notoriedad que os merecéis", ha criticado el también secretario de Estado para el Deporte en el desayuno organizado por la agencia Europa Press.

Incluso, ha avanzado que la entidad que preside creará una nueva división especializada en atender en exclusiva al deporte femenino.  "Quiero aprovechar para anunciar que, en la estructura del CSD, existirá una división dedicada a la promoción del deporte femenino. Mujer y deporte español es un binomio que suena bien, una relación química que funciona en los últimos años y que será apasionante en el futuro", ha desvelado al respecto e incluso ha propuesto crear el "Día de la mujer deportista".

Costa, Carbonell y Quereda han recordado sus inicios en sus respectivos deportes, han hecho un repaso a su actual temporada y a las dificultades económicas que han tenido para prepararse y, pese a destacar que cada vez cuentan con más apoyo y repercusión mediática en España, han reclamado más ayuda tanto estatal como privada para seguir compitiendo en la élite del deporte a nivel internacional y paliar en parte los efectos de la crisis.

"La crisis es un tema difícil, pero la Federación Española ha puesto todo lo que ha podido y más. Las marcas son las que tienen que apostar por nosotros. Creo que tienen que confiar en el deportista español porque nosotros se lo vamos a devolver. Estamos recibiendo mucho apoyo, pero tenemos que seguir hablando y consiguiendo cosas juntos, sobre todo por la 'marca España'", ha señalado Melanie Costa, que participará junto a Mireia Belmonte en el 'Duel in the pool' (la Ryder Cup de la natación'), en el que por primera vez España tendrá representación. "Lo que más ilusión me hace es que por fin tengamos representación española. Somos dos (con Mireia Belmonte) y vamos a luchar muchísimo contra las americanas. Es una competición muy chula y a todos los estadounidenses les encanta", ha afirmado sobre la competición.

La capitana del equipo español de natación sincronizada, Ona Carbonell, ha destacado que los éxitos de su disciplina en los últimos tiempos no se debe solo a la "suerte", ya que "se está recogiendo el fruto de muchos años. Se nos está dando cada vez más repercusión, apoyo moral y mediático. Y eso se ve reflejado en los resultados".  Tras detallar el duro plan diario al que se someten las nadadoras de sincronizada, ha señalado que para poder alcanzar el nivel que tiene Rusia hace falta en España una "competición interna para competir entre nosotras y fomentar así el máximo nivel".

Y Alejandra Quereda, capitana del equipo español de gimnasia rítmica, ha aprovechado la presencia de Miguel Cardenal y del presidente de su Federación, Jesús Carballo, para pedir que en España se celebre un Campeonato del Mundo: "Me encantaría tener la oportunidad de disputar un campeonato del mundo en España. Nos gustaría poder tener esa competición en España, porque estoy convencida de que todos los pabellones se llenarían y sería un gran éxito".

Quereda, que compagina el deporte con los estudios de Medicina, ha lamentado que tras ganar un oro (diez mazas) y un bronce (tres pelotas y dos cintas) en los últimos Mundiales celebrados en Kiev no hubiera medios de comunicación que les recibieran en el aeropuerto de Barajas. "Si ibas a otro país, nos hacían más caso de lo que nos han hecho aquí. Otras veces sí ha habido más difusión. Según salíamos, algunos aficionados nos decían que no había nadie, pero no nos lo creíamos. Fue una pena que no pudiese retransmitir el campeonato por televisión precisamente el año que llegamos más alto", ha confesado.

 

Los jugadores Juan Carlos Navarro (FC Barcelona), Felipe Reyes (Real Madrid), Román Montañez (Fuenlabrada), Salva Aro (La Bruixa d'Or), Juanjo Triguero y Pau Ribas (Valencia Basket) han participado en un vídeo con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer.

En él, los jugadores animan a que las mujeres que se sientan maltratadas tanto física como psicológicamente o se sienten amenazadas a que no se callen y denuncien. La Liga Endesa de baloncesto se solidariza con esta jornada, instaurada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de noviembre para sensibilizar al público respecto a este problema.

"La Asociación de Clubes de Baloncesto se suma de este modo la iniciativa de sensibilización y concienciación de la sociedad contra una lacra que padecen todo tipo de mujeres sin distinción de edad, estatus social o nivel educativo. Acabar con la violencia contra las mujeres es una prioridad de todos", afirma la ACB en una nota.