Público
Público

"Hay que distinguir el ruido de lo verdaderamente trascendente"

Rajoy se marca tres objetivos: ganar las municipales, mantenerse en las instituciones y reforzar la alternativa del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, aseguró hoy que el partido 'va bien' y ha hecho 'bastante bien las cosas' en este último año. En este contexto, hizo un llamamiento a sus dirigentes para que distingan 'el ruido' de lo 'verdaderamente trascendente', ya que, según explicó, los retos del PP deben ser ganar las elecciones municipales y autonómicas de 2011, mantenerse en las instituciones y reforzar la alternativa a nivel nacional.

'Nunca hay que olvidar los objetivos. Ya se sabe que en la vida hay mucho ruido pero lo importante es distinguir lo que es ruido de lo que es verdaderamente trascendente, de lo que deben ser las prioridades. Eso ocurre en política y en cualquier faceta', declaró Rajoy durante la clausura de la escuela de verano del PP que se ha celebrado en Roquetas de Mar (Almería).

Aunque en ningún momento hizo una mención explícita al caso Gürtel, estas palabras se interpretaron como una referencia velada a este asunto. Previamente, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, calificó de 'buena noticia' que el tesorero nacional, Luis Bárcenas, y el diputado Jesús Merino, vayan a tener la oportunidad de defender su inocencia en el Tribunal Supremo.

En su intervención, el líder de la oposición recordó que hace un año se celebró el Congreso Nacional del PP y añadió que 'no fueron tiempos fáciles'. 'Y lo sabéis pero todo eso ya es el pasado y nosotros estamos en el futuro y tenemos que hablar del futuro', enfatizó.

A continuación, repasó los logros del partido en este último año, como la victoria en Galicia y en las europeas, así como el cambio que se ha producido en el País Vasco. 'Quiero deciros con eso que no hemos hecho mal las cosas, o dicho de otra forma, que hemos hecho bastante bien las cosas', resaltó. A su juicio, el PP parte de 'una muy buena base para trabajar en el futuro' y está 'más unido y más cohesionado que nunca'.

Dicho esto, afirmó que la 'responsabilidad' del partido en este momento 'es muy grande' tanto con sus votantes y militantes como con la inmensa mayoría de los españoles, que 'ven cómo las personas que están al frente de las responsabilidades de Gobierno en Madrid no están a la altura de las circunstancias ni de lo que es España y demanda la nación'. Por ello, animó al PP a 'trabajar, ser mucho más exigentes y estar mucho más cerca de las necesidades los españoles'.

El presidente del PP aseguró que no hay que 'olvidar' los objetivos del partido. El primero, preparar las elecciones municipales y autonómicas, ya que, explicó, 'no se puede esperar al último día y andar buscando candidatos el último día'.

El segundo, continuó, pasa por estar 'especialmente atento al trabajo de las instituciones'. 'Lo que hagamos desde ya es fundamental para conseguir un éxito o para mejorar posiciones dentro de dos años', proclamó. Y señaló que el tercer reto pasa por reforzar la alternativa, particularmente a nivel nacional'.

El líder de los conservadores concluyó su discurso insuflando ánimos a sus cargos al asegurar: 'Vamos bien aunque a algunos no les guste, pero qué le vamos a hacer. Como dice el refrán, nunca llueve a gusto de todos. Cada vez más españoles confían en el PP y vamos a ganar en Almería, en Andalucía y, pronto, en España'.