Público
Público

¿Qué hay de malo en Aznar?

La 'Aznaromics' o el 'milagro del dopaje' económico español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En un artículo publicado ayer por todas las ediciones de The Wall Street Journal, el ex presidente del Gobierno José María Aznar cuenta que allí donde va la gente siempre le hace las mismas preguntas: '¿Qué hay de malo en España? ¿Cómo es posible que en sólo unos cuantos años mi país haya pasado de ser el milagro económico' de Europa a ser el problema económico' de Europa? ¿Qué ha pasado con la economía que hace pocos años crecía a más del 3% año tras año, incluso cuando Alemania, Francia e Italia tenían crecimiento cero? Es ahora la única economía de las cinco más grandes de Europa que aún experimenta crecimiento económico negativo'.

¿Y qué responde Aznar? Todo estaba bien hasta que 'en 2004, Madrid cambió de dirección'. Según explica, ese cambio tuvo lugar en dos planos: el político y el económico. En el primero, 'el Gobierno rechazó el acuerdo corporizado en la Constitución de 1978 y rompió la integridad del Estado español'. Y 'en el terreno económico, el Gobierno [de Zapatero] abandonó su compromiso con la estabilidad presupuestaria y el proceso constante de reformas necesario para seguir siendo competitivos en los mercados globales'.

El ex presidente intenta salir al cruce de los elogios de la UE a Zapatero

Como toda ilustración, parece Aznar quedarse tan ancho vendiendo gato por liebre al repetir, sin referirse a fecha alguna, fuera del tiempo y del espacio, que 'hemos visto también un crecimiento sin precedentes del crecimiento de los gastos del gobierno y en subidas de impuestos generalizadas'.

En esta ocasión, el propósito político de Aznar es bien preciso. Intenta salir al cruce de los recientes elogios que The Wall Street Journal ha dirigido a Zapatero en los últimos meses, entre la visita que el presidente del Gobierno realizó a su equipo editorial en Nueva York, el pasado mes de septiembre, y el golpe de autoridad contra los controladores aéreos.

La burbuja de la economía española se inicia durante los mandatos de Aznar

El Journal es no sólo una publicación que respaldó a Aznar durante su etapa en la Moncloa. El diario es propiedad del conglomerado mediático News Corporation perteneciente a Rupert Murdoch, quien, junto con su esposa, fue invitado estelar en la boda de Ana Aznar con Alejandro Agag. Fue Murdoch quien, en 2006, nombró a Aznar miembro del consejo de administración de su grupo, al que un año más tarde, en julio de 2007, añadiría la cabecera del influyente periódico norteamericano.

Pero Aznar quiere contrarrestar también el reciente apoyo muy explícito del Eurogrupo (ministros de Finanzas de los países de la eurozona), de Jean- Claude Trichet, presidente del BCE, de Angela Merkel ,y del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, a la conversión de Zapatero, a su compromiso con las llamadas reformas. El mensaje 'institucional' que dirige a los mercados el ex presidente Aznar respecto al presidente en ejercicio Zapatero es muy claro: no os debéis fiar. O dicho de otro modo: ¡No tengáis dudas, está justificado que pidáis tipos de interés más elevados sobre los bonos públicos españoles!

Aznar falsifica la realidad no sólo porque omite toda referencia a la crisis económica internacional y europea, que ya es mucho decir, sino porque presenta la crisis española como un incumplimiento del 'compromiso de estabilidad presupuestaria'. Manipula sobre algo que es sabido: el déficit se disparó de manera espectacular. Pero miente al omitir su causa: la crisis. Es decir, la gran depresión española, propulsada por la burbuja inmobiliaria y el extraordinario endeudamiento de familias, empresas y bancos, llevó al Estado a relevar en 2008 y en 2009, a una economía privada en situación de coma. Y ello en el contexto en el que la Unión Europea y el G-20 apoyaban esa intervención pública de estímulo.

La falsificación busca ocultar que el 'milagro económico' español, o la burbuja inmobiliaria y de crédito, que se inicia durante los mandatos de Aznar, y que la política económica de Zapatero continúa hasta el pinchazo, ha resultado ser lo más parecido a un 'dopaje' legal. El dopaje puede mejorar los resultados a corto y medio plazo, pero es un modelo que ha resultado ser potencialmente devastador.