Público
Público

Hay riesgo de crisis larga e inestabilidad social, según el FMI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Andrew Hay

La economía mundial podría caer en una crisis prolongada capaz de generar malestar entre la población a menos que los Gobiernos aumenten y apliquen rápidamente los prometidos paquetes de estímulo, dijo el lunes el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn.

El crecimiento está cayendo notablemente en China por los efectos de una caída sin precedentes en la economía mundial y se dirige hacia la recesión, generando temores de protestas populares como las ocurridas en Grecia, afirmó el francés.

Sin una mayor celeridad de los gobiernos, el comienzo de la recuperación a finales de 2009 o comienzos de 2010 podría demorarse, alertó.

"Queda mucho por hacer y si no se hace será difícil evitar una crisis duradera que todo el mundo quiere evitar", dijo durante una conferencia en Madrid sobre las relaciones entre España y el FMI.

La crisis podría generar protestas violentas a menos que el sistema financiero sea reorganizado para beneficiar a todos, y no sólo a una pequeña élite, indicó.

"Si no logramos hacer eso, entonces podría haber revueltas populares en muchos lugares, incluyendo en las economías avanzadas", dijo.

El FMI probablemente recorte el mes que viene su estimación de un crecimiento económico global del 2,2 por ciento para 2009, dado que los Gobiernos no han podido o no han querido presupuestar suficientes fondos públicos para restaurar la confianza económica y reiniciar la recuperación, agregó.

PAQUETE INSUFICIENTE DE LA UE

Además Strauss-Kahn calificó de "insuficiente" para promover una rápida recuperación económica el paquete de estímulo de la Unión Europea, valorado en el 1,5 por ciento del Producto Interior Bruto de la UE.

El director del Fondo dijo que los países de la Unión están usando límites para el déficit presupuestario anteriores a la crisis para preparar el paquete, en vez de adoptar nuevas normas para afrontar el tamaño de los problemas económicos.

"Nos enfrentamos a un descenso sin precedentes de la producción y existe una incertidumbre sustancial que limita la eficacia de algunas medidas fiscales. Debemos movernos muy rápidamente para restaurar la estabilidad económica y financiera. Este es un período crítico y las decisiones que se tomen ahora determinarán el futuro de la economía global", señaló.

El Fondo recomienda gastar en torno al dos por ciento del PIB mundial, 1,2 billones de dólares, para reducir el riesgo de una recesión global.

"Se han anunciado muchas cosas, pero creo que luego no se ha ido rápido, y ese es uno de los componentes de la falta de confianza", declaró Strauss-Kahn.

Un síntoma de la crisis es la desaceleración en el crecimiento de China.

"Comenzamos con China con un crecimiento del 11 por ciento, luego el ocho, después el siete y luego China crecería probablemente un cinco o seis por ciento. La posibilidad de una recesión global es real, nos damos cuenta de que algo debe hacerse", afirmó.

Aún así, el director gerente del Fondo señaló que no ve un riesgo inminente de deflación en el mundo a causa de la ralentización económica y el descenso de los precios de materias primas.

"Hoy en día la inflación es muy baja, pero esto no significa que nos enfrentemos a una posible deflación en el corto plazo. Naturalmente, siempre existe el riesgo y no diría que la posibilidad es igual a cero", dijo.