Público
Público

"Hay sectores del Gobierno de EEUU que apoyan a los golpistas"

Candidata a la Vicepresidencia de Honduras. Su partido, Unificación Democrática, exige la restitución de Zelaya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mira al futuro de Honduras con cautela. No se fía de las maniobras secretas de una minoría terrateniente atrapada entre fantasmas del pasado y dilemas políticos de ultratumba. Melba Reyes ha visitado Madrid para explicar las iniciativas de su partido, Unificación Democrática (UD), de cara a las elecciones presidenciales del 29 de noviembre.

¿Por qué el presidente Zelaya aún no ha sido restituido en el poder?

La estrategia de los golpistas se basa en ganar tiempo de cara a las elecciones. Es decir, lo que pretenden es dejar el menor espacio de tiempo posible a Manuel Zelaya para que organice los comicios con transparencia e igualdad de oportunidades.

¿Qué temen los golpistas?

Quieren minimizar la influencia que pueda tener Zelaya en el proceso electoral. Temen que el presidente logre inclinar la balanza hacia los representantes y grupos políticos que han estado en contra del golpe de Estado.

La asonada ha activado un fuerte movimiento civil que hace cuatro meses era inexistente.

Efectivamente, el presidente Zelaya ha logrado unificar el Frente Nacional de Resistencia, un conglomerado de movimientos y organizaciones que agrupa desde campesinos hasta pequeños empresarios. Gracias al golpe, o a causa de él, el pueblo ha dado un salto cualitativo en su conciencia política y también en su capacidad de organizarse.

Pero hay discrepancias internas. El principal líder de la Resistencia, Juan Barahona, abandonó el equipo negociador de Zelaya por diferencias con sus compañeros.

La Resistencia considera que el acuerdo firmado tiene muchas limitaciones. Una de ellas es la imposibilidad de que el presidente plantee una consulta popular sobre la Asamblea Constituyente. También limita su relación como jefe de las Fuerzas Armadas, por lo que vulnera la Constitución. Estos son algunos motivos del retiro de Barahona de las negociaciones.

Un acuerdo firmado pero que no termina de aplicarse.

Zelaya debe ser restituido ya. Es el elemento imprescindible para seguir avanzando en la normalización. Todos esperamos el inmediato cumplimiento de los compromisos asumidos por los golpistas.

El asunto de la amnistía parece ser el freno de mano de los golpistas para entregar el poder. ¿Estudian la posibilidad de ceder?

Ninguna. Acceder a la amnistía sería dejar impunes los delitos y violaciones cometidas por los golpistas desde la asonada. Eso es inadmisible para la Resistencia.

De cara a las elecciones presidenciales hay un candidato, Pepe Lobo, que encabeza algunas encuestas. ¿Apoyarían su candidatura en el Congreso?

Nuestra opinión es que, más importante que nuestros favoritismos presidenciales, es luchar porque el proceso sea limpio y transparente. Y comenzamos a tener pruebas de que ha comenzado a perpetrarse un fraude electoral si el presidente legítimo no dirige la organización de los comicios.

¿Qué pruebas tienen?

Están inflando el padrón de votantes. Y es algo de fácil comprobación ya que Honduras tiene una población total de 7,8 millones de personas, de los cuáles el 50% son menores de edad. Las cifras de votantes que manejan es de casi seis millones.

Dadas las extremas circunstancias que vive Honduras, ¿por qué concurren por separado los candidatos independientes antigolpistas y la UD?

Lo planteamos, pero hemos tenido poco tiempo. El Frente de Resistencia nació con el golpe de Estado y ha sido difícil unificar criterios electorales. Sin embargo, mantenemos negociaciones para tratar de configurar un bloque parlamentario unitario.Es muy posible lograrlo.

¿Cómo hace campaña un político opositor al régimen golpista hondureño?

La represión es muy fuerte en Honduras. Hay una veintena de muertos identificados y casi un centenar que esperan su identificación. Hay decenas de presos políticos, entre ellos un joven español. La persecución policial y las agresiones físicas que sufrimos es diaria. El tiempo se agota. Como no cese este acoso nos retiramos del proceso electoral.

¿Considera correcta la posición de EEUU en esta crisis?

Es dual. Mientras Obama sólo reconoce a Zelaya, hay sectores de su Gobierno y del Partido Demócrata que apoyan a los golpistas.