Público
Público

Heather Mills quiere obligar a Paul McCatney a revelar el monto de su fortuna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Paul McCartney se verá obligado a revelar lo que ha ganado con su última gira mundial cuando se enfrente a partir de mañana a su ex esposa Heather Mills en el Alto Tribunal de Londres, en una vista a puerta cerrada.

El ex beatle afirma que la gira le ha generado pérdidas de tres millones de libras (casi 4,5 millones de euros), pero fuentes próximas a Mills citadas por "The Mail on Sunday" señalan que ésta sabe que eso no es cierto y que el músico tiene mucho más dinero que el que ha declarado porque ella misma le llevó las cuentas.

McCartney "anda por ahí diciendo que desde su matrimonio no ha ganado dinero. Pero ha hecho dos giras mundiales. Estuvo dos veces en Estados Unidos, y Heather asegura que ganó millones", dijo una de esas fuentes al periódico.

Paul McCartney tuvo 55 actuaciones en el 2002, poco después de que se casase con Mills, y sus dos giras americanas fueron promocionadas por el fabricante de coches de lujo Lexus y la financiera Fidelity.

En los dos años siguientes, dio otros 48 conciertos en distintos países, entre ellos Rusia, donde interpretó la canción clásica del cuarteto de Liverpool "Back in the USSR" en plena Plaza Roja de Moscú y ante el presidente de ese país, Vladímir Putin.

El músico, de 65 años, al que se le calcula una fortuna de 825 millones de libras (1.113 millones de euros) tiene aún que hacer una oferta concreta a su ex esposa, de 40 años, que tenga en cuenta a la hija del matrimonio.

Frente a las informaciones periodísticas que han circulado en el sentido de que McCartney ha ofrecido a la ex modelo entre 25 y 50 millones de libras, ésta y sus asesores insisten en que no han recibido hasta ahora ninguna oferta.

Mills argumenta que necesita tener sendas casas cerca de las propiedades que tiene el músico en Londres y en el condado de West Sussex para poder compartir con él la custodia de la pequeña y que McCartney debe además hacerse cargo de los costos de la seguridad de ambas.

Según "The Sunday Times", los abogados de McCartney creen que el tribunal fijará un pago de entre 13 y 20 millones de libras.

De acuerdo con algunas fuentes, McCartney pretende que su ex esposa se comprometa por escrito a seguir residiendo en Gran Bretaña hasta que la niña cumpla dieciocho años.

Los amigos de Mills dicen que ella espera todavía que McCartney acepte un acuerdo en el último momento que le evite tener que enfrentarse en el tribunal.

Los abogados del músico consideran, sin embargo, que debe ser el juez quien determine la cantidad que aquél deba pagar a su ex mujer.

El juez ha fijado seis días para el caso, que se verá a puerta cerrada, y sólo se hará público el veredicto.

En el juicio, Mills, que está insatisfecha con sus abogados y no les ha pagado sus honorarios, según la prensa británica, se representará a sí misma.