Público
Público

Las heces de un pájaro extinguido dan datos sobre Nueva Zelanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los investigadores han logrado arrojar un poco de luz a los enigmas de la Nueva Zelanda anterior al hombre al encontrar heces de pájaros gigantes extinguidos que fueron enterrados en cuevas y refugios rocosos en zonas remotas de Nueva Zelanda.

Los científicos rastrearon más de las 1.500 partículas de estiércol del extinguido pájaro Moa, que era incapaz de volar y que podía pesar hasta 250 kilos y medir hasta 3 metros de alto.

Algunas de las heces recogidas medían 15 centímetros de largo y se las sitúa hace entre 4.000 y cientos de años, explicó a Reuters Alan Cooper, director del Centro Australiano de ADN de la Universidad de Adelaida.

Con la ayuda de la más moderna tecnología para analizar el ADN, los investigadores ligaron las heces a un tipo específico de Moa y los trozos de hojas y semillas que había dentro a plantas conocidas.

"Comparamos las hojas y las semillas con plantas conocidas para nosotros, pero donde había hojas y semillas que nunca han sido identificadas, podrían implicar a plantas que ya se extinguieron", explicó Cooper.

"Los pájaros gigantes comían un tipo de plantas que medían menos de 30 cm de alto, así que pastaban, lo que supone un cambio considerable con respecto a lo que pensábamos, que comían (plantas mayores como) árboles y arbustos", añadió.

Publicado en Quaternary Science Reviews, el estudio también explicaba por qué algunas especies de plantas pueden resultar extrañas o están amenazadas hoy en día.