Publicado: 19.02.2012 08:00 |Actualizado: 19.02.2012 08:00

"Lo hemos dado todo por la empresa y ahora nos echan"

Rafael López, camarero del hotel, denuncia que han despedido a los más antiguos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pasado martes, apenas dos días después de que entrara en vigor el decreto ley de reforma del mercado laboral, 12 empleados del hotel Husa Chamartín fueron reunidos en una sala donde les esperaban el abogado de la empresa y el director de Recursos Humanos. Sin falta, les entregaron la carta de despido acogiéndose a la nueva causa de caída de ingresos persistente que introduce la reforma laboral para el despido objetivo con indemnización de 20 días y un máximo de 12 mensualidades. La mayoría tienen más de 50 años de edad y hasta 30 años de antigüedad en la empresa. Como Rafael López, camarero en el restaurante del hotel, que tras décadas de trabajo se encuentra ahora en la calle. "Lo hemos dado todo por la empresa", dice, "ahora, como ya no valgo porque estoy en baja laboral por una enfermedad degenerativa de los tendones debido a los 30 años que llevo trabajando, me echan". Rafael López asegura que en este despido "han ido a quitar a los más antiguos". Los 12 despedidos del hotel Husa Chamartín piensan recurrirlo ante el juez. Público ha intentado recabar la explicación de la dirección del hotel, pero esta no la ha facilitado.

Jockey, restaurante de lujo, ha despedido a siete de sus trabajadores

Jockey, uno de los más afamados restaurantes de lujo de Madrid, también ha reducido su plantilla. Despidió a siete de sus empleados la semana pasada, debido a la reducción de ingresos. El restaurante, fundado en 1945, ha superado con creces el medio siglo de existencia, y muchos de sus trabajadores llevan muchos años en Jockey. Entre los despedidos se encuentran personas con más de 20 y 30 años de antigüedad. Fuentes del restaurante, donde el precio medio por comensal no baja de los 75 euros, aseguraron a este periódico que no se han acogido a la nueva refor-ma laboral y que no contratarán nuevos trabajadores porque se amortizarán las plazas.

Otro restaurante de lujo de Madrid, el Palacio del Negralejo, que ha sufrido también caída de ingresos, está en la fase de anuncio. La dirección de la empresa ha propuesto a los trabajadores una reducción salarial de entre el 20 y el 25%. Si la plantilla no acepta rebajar los sueldos, se planteará el despido de varios trabajadores. La respuesta tienen que darla este martes.

La reforma laboral permite que la dirección de la empresa pueda modificar los sueldos "cuando existen probadas razones económicas, técnicas organizativas o de producción". Y se considerarán como tales "las que estén relacionadas con la competitividad, productividad, u organización técnica o del trabajo". Una de las vías para conseguir ser más competitivos es bajar los precios y uno de los caminos que facilita la reforma para conseguirlo es bajar los salarios.