Público
Público

"Hemos echado el freno con los sucesos que contamos"

Periodista. Galardonada con la Antena de Oro, trata de mantener un estilo propio en los informativos de Antena 3

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras curtirse como periodista en el País Vasco, donde pasó 'años duros' marcados por el terrorismo etarra, Lourdes Maldonado (San Sebastián, 1973) es desde hace siete años la cara de los informativos de fin de semana de Antena 3, empresa donde ha desarrollado casi toda su carrera, una trayectoria por la que acaba de recibir una Antena de Oro.

¿En siete años han cambiado muchas cosas en la televisión. ¿También es distinta la forma de contar las noticias?

Ha habido una evolución. La inmediatez de la televisión es ya casi la misma que la de la radio, y aparte de que hay muchos más canales, la revolución tecnológica ha permitido que se cuenten las noticias según están pasando. La competencia es feroz y eso también obliga a cada uno a intentar ser el mejor en su trabajo. Al final la competencia nos hace mejores a todos.

¿Qué cambia en el fin de semana?

En el informativo de fin de semana, por lo menos en Antena 3, siempre hemos intentado buscar algo más. Con el espectador de fin de semana ocurre como con el lector de diarios del domingo, que busca un plus de otros temas como cultura u ocio. Se trata de intentar sorprender al telespectador con algo distinto y de dar una vuelta de tuerca a algún tema que haya tenido importancia durante la semana, además de aligerarnos de tanta carga política.

¿Hay en general demasiada presencia de la política en los informativos de televisión?

Claro que hay una sobrecarga de información política, pero es verdad que estamos viviendo un momento muy candente de la actualidad política y económica, con el trasfondo de la crisis. Hay mucha política, sí, pero porque la situación lo requiere.

Antena 3 tiene los informativos líderes de la televisión privada. ¿Acercarse en audiencia a La 1 es una utopía?

Es una utopía, pero estamos en esa línea, y sin obsesionarnos por las audiencias. Sin ir más lejos, el primer fin de semana del mes ganamos a La 1 a las 15.00 horas. La batalla está muy complicada, pero hacemos lo que podemos.

Y además la batalla está más ajustada si cabe el fin de semana, donde Telecinco gana por la noche

El tema televisivo está igual de emocionante que la política. La batalla por las audiencias está muy ajustada y hay que pelear. La competencia es dura, pero al final hay que ser fiel a un estilo y una forma de entender la realidad y de contar las cosas; el telespectador te premia a la larga por el trabajo bien hecho.

¿Cómo ha influido que los telediarios de TVE duren una hora sin interrupción tras el fin de los anuncios?

Con eso sí que es complicado competir, pero todo son ciclos; ni cuando van mal las audiencias es el fin del mundo ni cuando van muy bien hay que echar las campanas al vuelo. Es una carrera de fondo. Cambian las normas y todo cambia, vas ajustando los tiempos, vas cambiando los bloques

Pero a la vez los jóvenes demandan informativos más cortos, al estilo de Internet.

La irrupción de Internet está obligando al periodismo a reinventarse, aunque sobre todo está haciendo daño a los diarios de papel. Pero la televisión no está sufriendo tanto la irrupción de Internet, porque la gente joven también ve la tele. Son terrenos complementarios.

Muchas veces se critica el tratamiento de los sucesos. ¿Deberían sacarse del informativo o tratarse de un modo especial?

Es verdad que no nos inventamos lo que pasa, y que los sucesos que contamos son cosas que han ocurrido. ¿Qué a veces hemos abusado de los sucesos? Es posible, pero también ahí hemos echado el freno, y concretamente en el fin de semana ha habido una voluntad concreta de limitar mucho los sucesos que contamos, porque tampoco se trata de amargar la sobremesa a la gente que está comiendo en su casa. Hay que hacer una criba para saber qué sucesos merecen un hueco y cuáles deben quedarse en una mención o quitarse, como lo que son especialmente escabrosos o desagradables.

Una de las cosas que adujo David Cantero para irse de TVE fue el desgaste de trabajar en el fin de semana. ¿Es tan duro?

La verdad es que a nivel personal y familiar es complicado porque te pierdes el ocio de tus niños, pero tiene otras ventajas. Al final te acostumbras a vivir al revés, y disfrutar de tu tiempo libre de lunes a jueves tiene sus ventajas.

¿Cambiaría de horario?

Estoy a gusto donde estoy, muy hecha al horario y muy contenta con mi equipo, a los que dedico la Antena de Oro junto con los compañeros del País Vasco, donde empecé y donde ser periodista no es tan fácil.