Público
Público

Henning Mankell: La flotilla demuestra el sufrimiento de Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conocido escritor sueco Henning Mankell, que estaba entre los activistas que iban a bordo de una flotilla de embarcaciones capturadas por fuerzas israelíes cuando se dirigían a la Franja de Gaza, dijo no tener remordimientos por atraer la atención del planeta a la situación en el enclave.

Mankell, de 62 años y quien volvió a su casa el martes, era uno de los 11 suecos que participaban en la flotilla, aunque no estaba a bordo del barco en el que ocurrieron los peores incidentes de violencia. El ataque de las fuerzas especiales dejó nueve muertos y a Israel aislada de cara a un escándalo internacional.

Preguntado por el diario Expressen sobre si tenía remordimientos por ir en la misión, Mankell dijo: "Absolutamente no. Absolutamente no".

"Como sabe, realmente ha puesto de relieve el tema de '¿qué está pasando en Gaza?'", agregó.

El autor sueco, cuyo suegro era el fallecido director de cine Ingmar Bergman, es un escritor policiaco reconocido por una serie de novelas de ficción que se centran en el inspector Kurt Wallander.

El Ejército israelí dijo que nueve personas fallecieron cuando los comandos abordaron el Mavi Marmara, la embarcación en donde sucedieron la mayor parte de los incidentes de violencia, con helicópteros y botes disparando contra civiles en lo que el primer ministro israelí describió como defensa propia.

Mankell dijo que era el momento de introducir sanciones.

"Hemos intentado muchas otras cosas, pero los israelíes se niegan a escuchar", dijo a Expressen.

"Creo que deberíamos usar nuestra experiencia de Sudáfrica. Sabemos que las sanciones tuvieron un gran efecto allí. Llevó bastante tiempo, pero dio resultado", agregó.

Una portavoz del Ministerio de Exteriores sueco dijo que siete ciudadanos de ese país permanecen en una cárcel al sur de Tel Aviv, pero es probable que algunos firmen sus órdenes de deportación y abandonen Israel el miércoles o durante los próximos días.

Un miembro del Parlamento sueco, Mehmet Kaplan, quien también volvió el martes, dijo a la radio Ekot de Suecia que estaba muy contento por regresar, pero que sentía un gran pesar por los que habían muerto.

"No teníamos armas, éramos civiles. Nadie tenía derecho de tomar nuestro barco", señaló, describiendo el caos y el temor mientras militares armados tomaban la nave en la que viajaba.