Público
Público

Henry admite que hubo mano en el controvertido gol de Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El capitán de la selección de fútbol de Francia, Thierry Henry, admitió que tocó la pelota con la mano en la jugada del controvertido gol que puso a su equipo en Sudáfrica 2010 el miércoles a expensas de Irlanda.

Henry pareció tocar dos veces el balón con la mano antes de cedérselo al defensa William Gallas, que convirtió el gol a los 103 minutos y dio el empate a Francia 1-1 en el partido de vuelta de la repesca que se disputó en París, clasificando a los galos con un resultado agregado de 2-1.

A la carrera en el área pequeña, el delantero primero paró el balón con el brazo para que no saliera, luego lo controló con la mano y posteriormente lo cedió al centro por donde entraba Gallas, que cabeceó casi bajo el arco para dar la clasificación a Francia en tiempo extra.

"Si, fue mano pero yo no soy el arbitro", dijo Henry a periodistas. "Estoy en el área, hay dos defensas delante de mí. La pelota rebota en mi mano, el arbitro no lo ve y yo sigo jugando", agregó.

"No cambia en nada el hecho de que estoy feliz porque nos hemos clasificado", declaró Henry.

El equipo irlandés estaba devastado después de perder la posibilidad de ir al Mundial por lo que el entrenador Giovanni Trapattoni calificó de un "gran error" del arbitro sueco Martin Hansson.

"Le dije al arbitró que es posible cometer grandes errores", dijo Trapattoni en una conferencia de prensa tras el partido disputado en el Stade de France. "Es una noche amarga", agregó.

Trapattoni dijo que creía que Hansson debió haber hablado con sus asistentes y luego con Henry antes de dar por válido el gol.

"Estoy triste porque el arbitro tuvo tiempo de preguntar al juez de línea y estoy seguro de que debería haberle preguntado también a Henry", señaló el entrenador italiano.

"Todos los europeos vieron el partido y lo que sucedió. Francia jugó un buen partido en Dublín pero esta vez nosotros jugamos mejor y entre los dos equipos nosotros merecíamos ir a Sudáfrica", añadió Trapattoni.

El defensa francés Sebastien Squillaci dijo que reconocía que el gol decisivo no fue válido, pero que ante esa clase de incidentes sólo queda aceptarlos.

"Es parte del juego, esta noche jugó a nuestro favor, quizás otra vez juegue en nuestra contra", dijo el defensa.

"Por supuesto Irlanda no estará feliz pero nosotros estamos contentos porque el árbitro dio por válido el gol. Somos competidores y estamos ahí para ganar", agregó.