Público
Público

La heredera de Johnson and Johnson pierde la custodia de un niño camboyano adoptado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Elizabeth Johnson, heredera de Johnson & Johnson, no podrá mantener la custodia del niño huérfano camboyano que había adoptado años atrás, después de que la máxima instancia judicial en Nueva York fallara en su contra y a favor de su ex novio.

La Corte de Apelaciones, el tribunal de mayor rango en este estado, ratificó la decisión anterior de un tribunal inferior que había declarado nula la concesión de adopción a Johnson de un niño camboyano que ahora tiene siete años de edad.

En una decisión unánime y de 16 páginas de extensión, los siete jueces que han revisado el caso recuerdan los detalles de esta larga y compleja batalla legal entre Elizabeth Johnson y Lionel Bissoon, que en el pasado mantuvieron una relación sentimental, pero no llegaron a contraer matrimonio.

Durante aquella etapa y contando el niño unos meses de edad, la pareja lo trajo de Camboya a Estados Unidos con la intención de adoptarlo juntos.

"Los procedimientos de adopción se volvieron complicados; la pareja rompió y ahora cada uno reclama la paternidad en exclusiva del niño", explican los jueces.

Además, añaden que el caso les llega para su revisión después de que un tribunal inferior de apelación reconociera los derechos paternales de Bissoon sobre el niño y declarara nulo otro decreto de adopción que previamente le había sido concedido por otra corte a Johnson.

En enero de 2003, el entonces bebé había sido abandonado en un mercado en una localidad camboyana y llevado después a un orfanato, donde lo vio por primera vez Elizabeth Johnson en una visita que realizó en junio de ese año a aquel centro.

Unos meses después, la millonaria heredera y su novio trajeron al niño a Nueva York para que recibiera tratamiento de una enfermedad de corazón que padecía, para lo que se le concedió un visado por seis meses que luego fue prolongado, según el documento judicial.

El niño ha vivido desde entonces con Johnson en la ciudad de Nueva York, donde hasta finales de 2005 recibió frecuentes visitas de Bissoon y ambos "aman al niño y han participado en sus cuidados", relatan los jueces.

El documento explica también los posteriores intentos de la pareja de formalizar la adopción del niño en Nueva York y en Trinidad y Tobago, donde nació Bissoon, hasta que en 2004 el Gobierno camboyano concedió a este un certificado de adopción.

Ese año, no obstante se rompió la relación sentimental entre la pareja aunque mantuvieron después la amistad, que sin embargo se fue deteriorando a medida que la millonaria heredera intensificaba sus esfuerzos para adoptar al niño.

En enero de 2006, la mujer solicitó en un tribunal neoyorquino la adopción del menor sin informar de ello a su ex novio y sin mencionar que había estado recientemente en tratamiento por alcoholismo.

Ese tribunal le concedió, no obstante, la adopción del niño en abril de 2006 lo que movió después a Bissoon, al conocer lo sucedido, a reclamar por vía judicial que se declarara nula tal decisión, lo que consiguió en dos instancias diferentes.

Los jueces consideran en su fallo divulgado hoy que el argumento de Johnson de que es mejor para los intereses del niño mantenerlo bajo su custodia "no hacen válida de forma automática una adopción ilegal".

"En particular, los derechos paternos del padre de un niño no pueden ser simplemente ignorados porque un tribunal considere que sería en el mejor interés del niño ser adoptado por alguien distinto", señalan los jueces.

Recuerdan a la vez que Bissoon ha asegurado al tribunal que no tiene intención de sacar al niño de la casa de Johnson y que si esta acepta su estatus de padre respecto del niño, estaría dispuesto a acordar una custodia compartida.