Público
Público

Herederos de imperios

Sus mayores aparecen en las listas de los más pudientes que elabora la revista 'Forbes' y ellos son la nueva generación de los más ricos. Su futuro está ligado a gigantes económicos como El Corte Inglés,

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Forman la nueva generación de los más ricos del Estado español. Sus mayores aparecen en las listas de los más pudientes que elabora la revista Forbes y ellos, por suerte o por desgracia, son sus herederos. La lista va desde Sandra Ortega Mera y su hermana Marta Ortega Pérez, pasa por Esther Alcocer Koplowitz, Ana Patricia Botín y alcanza a Dimas Gimeno Álvarez, recientemente nombrado nuevo director general de El Corte Inglés.

Pero la fortuna no es lo único que aspiran a heredar. También está en juego la designación de los nuevos responsables de las empresas más importantes de España. Inditex, FCC, Santander o El Corte Inglés o Mercadona son empresas familiares cuyo futuro líder saldrá elegido, previsiblemente, entre la descendencia de sus actuales patronos.

“La empresa familiar tiene una gran importancia en España. Representan el 85% del total de compañías en nuestro país frente al 60% de media en el resto de países de la Unión Europea”, explica el economista Pedro Varela, que asegura que el enorme crecimiento de estas empresas también supone una dificultad extra para señalar al heredero: “Nadie quiere que la obra de su vida pase a terceras empresas, pero tampoco deseas que un familiar tuyo lo tire todo por tierra”, explica.

La decisión de encontrar al sucesor correcto, de hecho, no es baladí. Sólo el 1% del total de empresas familiares españolas ha conseguido sobrevivir a cuatro relevos generacionales, según indica el Instituto de Estadística Familiar. El Corte Inglés, si Dimas Gimeno llega finalmente a la presidencia, formará parte de este exclusivo club donde el relevo ha sabido estar a la altura de las circunstancias.

“Más que familias son clanes que manejan la economía formando dinastías. Y las dinastías lo que suelen hacer es elegir al descendiente más listo, que no tiene por qué ser el mayor, para que la saga continúe”, explica Mariano Sánchez, investigador e historiador.

A pesar de tener sólo 38 años, Dimas Gimeno es un chico de la casa de El Corte Inglés. Llegó con apenas 25 años con una Licenciatura en Derecho por la Universidad de San Pablo CEU y tiene un máster en derecho privado por esta misma universidad y un MBA por la escuela de negocios IESE. Desde su llegada ha desfilado por un sinfín de cargos y responsabilidades en la empresa. Aunque sin lugar a dudas su mayor mérito ha sido el parentesco. Es el sobrino del presidente de la compañía, Isidoro Álvarez, quien acaba de nombrarlo consejero director general de la empresa, un cargo hasta ahora inexistente.

En el supuesto de que Dimas Gimeno alcance la presidencia del grupo, se trataría de la cuarta generación de la saga que ocupa el cargo. El cofundador de la empresa César Rodríguez cedió el testigo a su sobrino Ramón Areces, quien a su vez eligió como sucesor a Isidoro Álvarez, que ahora ha señalado a Dimas Gimeno Álvarez, hijo de su hermana María Antonia Álvarez.

El nombramiento de Dimas Gimeno no ha estado exento de cierta polémica. Según ha salido publicado en diversos medios de comunicación, el nuevo director general de El Corte Inglés figuró en las listas de Falange Española Independiente (FEI) en, al menos, tres ocasiones: dos en las elecciones generales y otra en las elecciones catalanas de 1999.

Rosalía Mera era hasta ahora la mujer más rica de España. Su repentino fallecimiento, sin embargo, ha puesto los focos como heredera de la fortuna de Rosalía en su hija Sandra Ortega, que recibirá gran parte de los 4.700 millones de euros que deja la cofundadora de Inditex. Sin embargo, la parte del león de la herencia del grupo textil apunta, más bien, a Marta Ortega, la hija que Amancio Ortega tuvo con su segunda mujer, Flora Pérez Marcote.

Marta Ortega está integrada dentro de la estructura de Inditex. Ha trabajado de dependienta en un Bershka en Londres y ha ocupado un puesto en la sede cental del grupo en Arteixo. No obstante, diversas fuentes apuntan que Marta Ortega ya ha comunicado a su padre que no está interesada en la gestión de un grupo empresarial tan complejo como el creado por su padre.

Por ello, más allá de la fortuna que deje en herencia Amancio Ortega (45.000 millones), que se dividirá entre sus hijos de los dos matrimonios, se abre otra lista de posibles sucesores a la presidencia del grupo. En esta relación de nombres se encuentran tres de los cuñados de Amancio Ortega: Óscar y Jórge Pérez, hermanos de Flora, y Carlos Mato, casado con Maria Luisa Pérez Marcote, hermana de Flora. Los tres ocupan cargos de responsabilidad en diferentes empresas del grupo. Sin embargo, además de Ortega, el hombre fuerte de la compañía sigue siendo Pablo Isla, actual presidente y hombre de confianza del fundador.

Con los 40 años cumplidos, Esther Alcocer Koplowitz, hija mayor de la accionista mayoritaria de FCC Esther Koplowitz, fue nombrada presidenta de la compañía el pasado mes de enero. A su lado, el grupo situó a un directivo con gran experiencia en la empresa, Juan Béjar, que ocupará el sillón de vicepresidente ejecutivo y consejero delegado. Su madre y máxima accionista del grupo con más del 50% de las acciones, Esther Koplowitz, ocupa el puesto de vicepresidenta primera.

El ascenso de Esther Alcocer es el primer gran relevo generacional de las grandes empresas españolas. Casada con el empresario hostelero e inmobiliario Pablo Santos Tejedor y madre de tres hijos, la mayor de las hijas de Koplowitz y Alberto Alcocer tiene, como su madre y su tía, alergía al protagonismo público. No concede entrevistas, evita las fotografías y se pueden contar sus escasas apariciones en actos públicos.

Esther Alcocer es licenciada en Derecho y tiene el Programa de Alta Dirección de Empresas del IESE. Además de Vicepresidenta segunda de FCC, Alcocer encabezaba hasta su nombramiento la Comisión de Nombramientos y es miembro de la Comisión Ejecutiva y de los Comités de Estrategia y de Auditoría y Control. También figura en los consejos de Cementos Portland y Globalvía.

Está considerada como la eterna sucesora de su padre, Emilio Botín. El reparto de acciones de la compañía en la familia Botín deja como máximos accionistas individuales a dos de los cinco hijos del banquero, Ana Patricia y Francisco Javier Botín. Ellos dos son los grandes candidatos a hacerse con la presidencia del imperio de su padre cuando este decida retirarse.

Sin embargo, entre los dos hermanos la que cuenta con más papeletas de sucederle al frente del Santander es Ana Patricia. Nacida en 1960, esta mujer es consejera del Santander desde 1991, participa en las comisiones Ejecutiva, Internacional y Tecnología del Consejo de Administración y es consejera delegada de la entidad en Reino Unido desde 2010, un mercado que ya representa el 13% de los beneficios del grupo.

Asimismo, fue nombrada miembro del Consejo de Administración de la multinacional Coca-Cola en julio de este año. 'Ana aporta una perspectiva internacional y un alto nivel de experiencia a la compañía', aseguró entonces el presidente y consejero delegado del fabricante estadounidense de bebidas, Muhtar Kent, en un comunicado.

El reparto accionarial indica también que Francisco Javier Botín, hermano menor de Ana Patricia, podría tener opciones de cara a la sucesión. Francisco Javier centra su actividad profesional en la sociedad de bolsa JB Capital Markets, uno de los principales brokers independientes de los que operan en el mercado nacional.

DISPLAY CONNECTORS, SL.