Publicado: 15.11.2014 13:35 |Actualizado: 15.11.2014 13:35

Herida una activista de Greenpeace en una protesta contra las prospecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una activista de Greenpeace ha resultado herida este sábado y ha tenido que ser rescatada por la Armada tras el intento de abordaje del Rowam Renaissance, buque encargado de llevar a cabo prospecciones petrolíferas en aguas canarias, según ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado.

El Departamento que dirige Pedro Morenés ha explicado que, poco antes de las 07.00 (hora local), el buque Artic Sunrise de Greenpeace ha arriado tres embarcaciones que se han dirigido hacia el Rowan Renaissance con la intención de abordarlo.

En ese momento, dos embarcaciones pertenecientes al buque de la Armada Relámpago, presente en la zona para garantizar la libertad de navegación, se han interpuesto para impedir dicho abordaje, ha aclarado el Ministerio.

Defensa ha concretado que, en las maniobras subsiguientes, una activista de la ONG ha caído al agua resultando herida de consideración al impactar con las hélices de una de las embarcaciones de Greenpeace y ha añadido que la herida ha sido rescatada del agua por un miembro de la dotación del Relámpago, siendo trasladada al patrullero de la Armada donde se le ha estabilizado, procediendo a la evacuación al hospital por un helicóptero del SAR del Ejercito del Aire.

Además, ha indicado que el Rowan Renaissance destinado a realizar las prospecciones petrolíferas en la zona conocida como Sandia ha llegado esta noche al punto de prospección autorizado por el Ministerio de Fomento.

En este punto, le esperaba el Artic Sunrise que —según ha señalado el Ministerio de Defensa— "ha obstaculizado las labores de posicionamiento entrando en la zona de exclusión para la navegación decretada por la Dirección General de la Marina Mercante al efecto".

Por otra parte, ha recordado que Relámpago, integrado en la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, a las órdenes del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, está llevando a cabo "actividades operativas en apoyo de la defensa de los intereses nacionales en aguas del Atlántico próximas a las Islas Canarias, para garantizar la libertad de navegación y el acceso a las zonas de prospección petrolífera, debidamente autorizadas por el Gobierno de la Nación, del barco Rowan Renaissance".

"La defensa de los intereses vitales y estratégicos de España es un objetivo primordial de la Seguridad Nacional, y la libertad de explotación de los recursos energéticos disponibles debe considerarse en ese ámbito", ha manifestado el Ministerio.

Finalmente, ha agregado que "las operaciones que se están llevando a cabo, dentro del marco legal que establece la normativa vigente, disponen de las necesarias Reglas de Enfrentamiento aprobadas oportunamente por la cadena de mando operativo, para regular el uso de la fuerza en caso necesario frente a posibles amenazas a la libre navegación y operaciones del Rowan Renaissance en las zonas autorizadas".

Greenpeace ha acusado a la Armada de interceptar "violentamente" sus lanchas neumáticas procedentes del barco Arctic Sunrise que se habían aproximado al buque de perforación Rowan Renaissance para protestar "de forma pacífica" contra las prospecciones petrolíferas en aguas de Fuerteventura y Lanzarote.

Según ha denunciado el grupo ecologista en un comunicado, las embarcaciones de la Armada han "embestido en varias ocasiones" sus zódiacs y, como resultado, ha caído al mar una de las activistas, que ha sufrido dos cortes y una fractura. "Otro activista también ha resultado herido y las embarcaciones de la organización también han resultado dañadas", ha agregado. Asimismo, ha agregado que "la activista, de nacionalidad italiana y 23 años, ha sido trasladada por miembros de la Marina a su buque Relámpago y se encuentra fuera de peligro". Posteriormente ha sido trasladada a Las Palmas.

Greenpeace ha aclarado que el Arctic Sunrise continúa frente al barco de Repsol pero fuera de la zona de exclusión decretada por las autoridades, "donde permanecerá por el momento para evaluar los daños sufridos y a la espera de que lleguen más barcos procedentes de las islas para sumarse a la protesta pacífica". Además, ha reconocido que esta madrugada el barco de Greenpeace fue conminado por parte del buque Relámpago a abandonar la zona y que su capitán, Joel Stewart, contestó: "Hemos recibido y comprendido su mensaje. Vamos a permanecer en posición. Estamos obligados a permanecer aquí, pues nuestro deber es proteger el medio ambiente y tenemos la obligación de hacerlo".

"No permitiremos estas imprudentes prospecciones petrolíferas del Rowan Renaissance en aguas profundas, ya que nosotros y los millones de personas que nos apoyan consideramos que son extremadamente temerarias. Instamos al Gobierno español a proteger el medio ambiente y a proteger a los ciudadanos de las islas Canarias en vez de proteger los beneficios privados de Repsol", aseguró Stewart.