Público
Público

Hernán Casciari: "Tengo ganas de embarcarme en un proyecto utópico"

El bloguero y escritor argentino abandona el mundo editorial y periodístico para lanzar 'Orsai', una revista trimestral de calidad, sin publicidad y que "recuperará" la crónica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor y periodista argentino Hernán Casciari ha dado, al borde del precipicio de su 40 cumpleaños, el volantazo de su vida. Abandona el remanso económico de las colaboraciones en prensa (en España, El País; en su país, La Nación) y el parapeto editorial (Ramdon House Mondadori, al otro lado del charco, léase México y Argentina; Plaza & Janés, en éste). Y dejará también, el próximo 31 de diciembre, Espoiler, el blog sobre series y ficción televisiva que escribe desde hace tres años en elpais.com.

El arrebato, entre otros motivos, responde a que se ha cansado de la dictadura de la publicidad, de los telefonazos en la madrugada (para limar sus textos y no atentar contra los pilares de la línea editorial del medio de marras) y de las taras de la burocracia, como refleja, a su juicio, la 'mala' distribución de sus libros en su tierra. Pero, más allá de estas causas, a las que se ha referido en su blog personal, la espantá de Casciari está motivada por un sueño: crear la revista de calidad que él y su lector objetivo desearían encontrarse por debajo de la puerta.

'Tengo ganas de hablar sin las cortapisas de la publicidad y de embarcarme en un proyecto absolutamente utópico', explica Casciari al otro lado del teléfono, durante un viaje en tren a Barcelona. Una revista donde se pueda explayar a conciencia, sin límite de espacio, donde 'no exista la cuestión publicitaria ni ideológica'. El sueño de la infancia del autor de Más respeto, que soy tu madre (versión en papel de aquel Weblog de una mujer gorda) se denominará Orsai, igual que su bitácora, que en breve sufrirá un proceso de transformación que la convertirá en la web de la futura publicación.

Saldrá a la calle en enero de 2011, será trimestral, se editará en Barcelona (para ser luego distribuida en todos los países de habla hispana), tendrá un buen número de páginas (más de 200), costará el equivalente a 15 periódicos (grosso modo, en España, 16-18 euros; en Argentina, 11 dólares; en Cuba, cuatro pesos), no tendrá anuncios, sí 'una transparencia obscena' e irá en dirección contraria a los cánones editoriales y de distribución, 'a contracorriente y hacia donde se nos antoje'.

'Volverá la crónica periodística. Mandaremos a gente a ciertos lugares para que cuenten cosas. Volverá la pluma literaria y la lectura serena, no fragmentada, sin que te corte un anuncio de relojes', asegura Casciari, quien matiza que no se tratará de una revista al uso, plagada de corresponsales y enviados especiales, soldada al día a día. 'No podemos embarcarnos en un proyecto de actualidad, pero sí de fondo, como un gran dominical'. Para ello, su responsable está decidido a 'rastrear las plumas literarias que más nos vuelen la cabeza y les pediremos que sueñen', no que envíen una crónica por encargo con el titular escrito de antemano.

¿Cómo resistir en esta época de crisis sin publicidad alguna? 'No nos interesa mucho que sea viable, pero sí que tenga repercusión', confiesa Casciari, consciente de que sólo el envío de parte de la tirada desde Barcelona, donde será imprimida, a las metrópolis latinoamericanas se llevará buena parte, o toda, del precio por ejemplar.

'El único deseo que tenemos es el viaje, no llegar a ninguna parte. Me he propuesto hacer esto el año que viene. No estamos buscando dinero: lo ponemos nosotros, lo perdemos nosotros y somos felices. Imagínate que tienes un sueño muy grande y cuesta 100.000 euros. Pues el mío es que una revista buenísima llegue a estos países', comenta el responsable de Orsai, cuyo modelo de negocio puede extrañar, aunque él deja claro que, en principio, dispone de financiación para un año.

Dinero, añade, que procede de los derechos que le ha reportado la adaptación teatral de ¡Más respeto que soy tu madre! 'No hipoteco la casa ni la Universidad de mi hija tiembla. Ha sido un golpe de suerte, ya que se ha convertido en la obra de teatro más vista en Argentina de todos los tiempos, a razón de unos 8.000 o 10.000 espectadores por semana'.

En cuanto a la distribución, el método —'nuevo y raro'— será desvelado el 7 de octubre, aunque los lectores podrán descargarse los números (en pdf) de manera gratuita en la web o pagando si optan por hacerlo desde el Ipad. 'Siempre he regalado mis libros a través de Internet y luego se han vendido igual. Son un objeto y queremos que Orsai también lo sea: un objeto de coleccionista'.

Casciari (Mercedes, Buenos Aires, 1971) considera que su generación, entre los 35 y los 45, tiene ganas de leer textos reposados, extensos, meditados, con miga. 'Queremos buenas historias', apunta. 'Un montón de gente está hartándose del fast food y de las lucecitas de los últimos 10 años. El medio tradicional sospechó que había que emular a Internet: ser tan veloz, tan fragmentario, tan... Pero ahora no tenemos para leer en el desayuno lo que teníamos en los años 90. Volvamos a eso. Hay un precedente a esta tendencia: la revista francesa XXI, la más vendida en librerías, con textos larguísimos. Contamos con un target amplísimo '.

Autores, afirma el escritor argentino, no faltarán. Antes, temía una labor ingente de busca y captura de plumas, el no o la callada por respuesta. 'Desde que publiqué el post [de su despedida o bienvenida, según se mire], me ha escrito muchísima gente de primerísima línea que me dice que quiere hacer esto. Vamos a tener que elegir los nombres y las firmas, cuando hace una semana pensábamos que habría que estar llamando a las puertas. Acostumbrados a escribir textos con recortes, podrán explayarse y hacer lo que se les antoje'.

Supondrá 'una especie de liberación para ellos', cree Casciari, que avanza que Espoiler se trasladará a la revista y cobrará forma de sección, en la que se incluirá Espoiler Movie y Espoiler TV.