Público
Público

Una hierba reduciría el riesgo hepático de la quimioterapia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Una hierba utilizada desde laantigüedad para tratar problemas hepáticos reduciría el dañoque algunos fármacos oncológicos causan al hígado.

Un estudio sobre 50 niños tratados con quimioterapia porleucemia linfoblástica aguda (LLA) halló que el cardo mariano osilybum disminuía la inflamación asociada con el tratamiento.

El estudio, publicado en la edición en internet de larevista Cancer, es el primer ensayo clínico que prueba lautilidad de la hierba en niños que reciben quimioterapia y losautores advierten que se necesitan más estudios.

Aun así, los resultados son "promisorios", en especialporque no existe cómo proteger al hígado del daño que producela quimioterapia, precisó la doctora Kara M. Kelly, oncólogapediátrica del Centro Médico de la Columbia University.

La inflamación hepática es común en los niños tratados conquimioterapia por LLA, dijo Kelly a Reuters Health; dos terciosdesarrollan toxicidad hepática en algún momento deltratamiento.

Tradicionalmente, los médicos reducen las dosis dequimioterapia para resolver los efectos adversos, pero eso, ala vez, disminuye las probabilidades de lograr una remisióntotal.

Kelly manifestó que recientemente comenzó una tendencia a"aceptar" la toxicidad hepática y adherir al régimenterapéutico. Pero se desconocen cuáles serán las consecuenciasen el largo plazo. "De modo que necesitamos una opción",destacó.

Aquí es donde aparece el silybum. Las flores y las semillasde la planta se han utilizado durante más de 2.000 años paratratar trastornos del hígado y la vesícula biliar.

En los últimos años, estudios de laboratorio revelaron quela sustancia activa de la planta es un antioxidante llamadosilybin, que podría prevenir el daño del tejido porque impideque las toxinas atraviesen las paredes celulares.

Varios ensayos clínicos investigaron el uso del silybumpara prevenir o tratar el daño hepático en personas conhepatitis, una inflamación derivada de una infección, y concirrosis, que es la cicatrización del tejido hepático y quesuele estar asociado con el alcoholismo. Los resultados fueroncontradictorios.

Para el nuevo estudio, el equipo dividió a 50 niños con LLAen dos grupos: uno tomó cápsulas de silybum y el otro, deplacebo durante el mes de quimioterapia de "mantenimiento".

Todos los niños tenían signos de inflamación hepática derondas anteriores del tratamiento.

Pero, en un mes, los chicos tratados con silybum tuvieronniveles más bajos de dos enzimas hepáticas que el grupoplacebo, lo que un signo de baja inflamación en el hígado.

Los niños tratados con silybum solían necesitar tambiéndosis más bajas de quimioterapia en algún momento deltratamiento; el 61 por ciento necesitó un ajuste de dosis, adiferencia del 72 por ciento de los niños tratados con placebo.Pero esa diferencia no fue estadísticamente significativa.

Kelly dijo que se necesitan más estudios para analizar losefectos a largo plazo del silybum en el hígado y comprobar siefectivamente permite reducir las dosis de quimioterapia.

La experta agregó que además se debería estudiar si laplanta sirve para prevenir el daño hepático que causan otrosregímenes de quimioterapia para otros cánceres.

Pero mientras que el silybum es de venta libre, Kellyadvirtió que los pacientes tratados con quimioterapia no lodeberían consumir sin hablar con el médico. Cualquier personabajo tratamiento oncológico debería "definitivamente" conversarcon el médico antes de usar cualquier suplemento, aconsejó.

FUENTE: Cancer, online 14 de diciembre del 2009