Público
Público

Dos hierbas muy usadas no serían tan útiles contra los sofocos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

El cohosh negro y el trébolrojo son muy utilizados para aliviar los síntomas de lamenopausia y el envejecimiento, pero un estudio riguroso hallóque no superan al placebo contra los sofocos y la sudoraciónnocturna.

Eso no significa que no les sirvan a algunas mujeres,señaló a Reuters Health la autora principal del estudio,doctora Stacie E. Geller, profesora de obstetricia yginecología de la University of Illinois, en Chicago.

No obstante, la experta agregó que, si bien los extractosherbáceos analizados fueron completamente seguros en mujeresque los habían consumido a diario durante un año, eso no seaplica necesariamente a los productos de venta libre.

"Desafortunadamente, en éste y muchos otros países, noexiste suficiente rigor sobre el desarrollo y el control deesos productos", dijo Geller. "Desarrollamos nuestro propioproducto; por eso sabíamos que era seguro y puro", añadió.

Un 75 por ciento de las mujeres tendrá sofocos y sudoraciónnocturna cuando llegue a la menopausia. "Hay un pequeño grupoque tendrá sofocos bastante graves por mucho tiempo. Eso puedealterar la vida", indicó Geller.

El único tratamiento que casi siempre resultó útil es laterapia de reemplazo hormonal (TRH), cuyo uso de corto plazo esseguro.

Varios estudios habían hallado que el cohosh negro(cimifuga racemosa) reduce los sofocos y la sudoraciónnocturna, y mejora el ánimo, pero la mayoría de lasinvestigaciones estaban financiadas por empresas productoras deesos suplementos, explicó el equipo en la revista Menopause.

Existen evidencias también de que el trébol rojo tendríaefectos "modestos" contra los sofocos y la sudoración nocturna,además de mejorar también la función mental.

Al azar, el equipo les indicó a 89 mujeres menopáusicasusar durante un año TRH, cohosh negro, trébol rojo o placebo.Las participantes tenían entre 52 y 71 sofocos o sudoraciónnocturna semanales.

Al año, los síntomas se habían reducido en todos losgrupos: un 34 por ciento en las mujeres tratadas con cohosh; un57 por ciento en el grupo tratado con trébol rojo; un 63 porciento en las tratadas con placebo y un 94 por ciento en elgrupo bajo TRH, la única terapia que superó al placebo.

El uso de la TRH está asociado con una pérdida de lamemoria verbal en la menopausia, de modo que el equipo evaluólas funciones mentales en 66 mujeres. El cohosh negro y eltrébol rojo no tuvieron efecto alguno, pero sí la TRH en lamemoria verbal.

Geller opinó que para algunas mujeres con síntomasmenopáusicos que necesitan ayuda, la TRH puede ser útil."Siempre les digo a las mujeres que tomen la dosis más baja ypor el período más corto posible", señaló.

Para las mujeres que no pueden o no quieren tomar hormonas,ella sugirió el cohosh negro, tras aclarar que debe usarse comoun fármaco recetado después de consultar con el médico y deencontrar un producto de alta calidad.

"Vale la pena probarlo. La literatura indica claramente quealgunas mujeres se sienten mejor", finalizó la experta.

FUENTE: Menopause, noviembre/diciembre del 2009