Público
Público

Higuero y Casado a semifinales de 1.500, Estévez eliminado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Carlos Higuero y Arturo Casado se han clasificado para las semifinales de 1.500 metros, que se disputarán el próximo domingo, en tanto que Reyes Estévez, el único finalista español en los Juegos de Atenas 2004, resultó eliminado en la primera criba.

Los campeonatos de España, hace dos semanas, habían trastocado el escalafón nacional de 1.500 en perjuicio de Higuero, que se dejó el título en Tenerife en beneficio de Casado e incluso perdió el segundo puesto en el mano a mano con Estévez, pero en el ránking del año manda el burgalés con los 3:32.57 de Roma.

Estévez fue el primero en salir a la pista del monumental estadio Olímpico pequinés para buscar las semifinales en carreras que clasificaban a los cinco primeros de cada serie y cuatro más por tiempos.

El barcelonés corrió por fuera y atrás, sin hacer caso, como los demás, al tirón del viejo Vyacheslav Shabunin, que se fue diez metros por delante. El ruso pasó los 800 en 1:57.64 y fue alcanzado al penetrar en la última vuelta, pero súbitamente Estévez perdió la posición y al negociar la última vuelta, cuando los mejores apretaron, no encontró nada en las piernas. El único español en la final olímpica de Atenas 2004 quedaba eliminado en primera ronda. Fue octavo con 3:39.62, a cuatro segundos del francés Mehdi Baala.

Higuero saltó al ruedo a continuación, en la segunda serie, junto al campeón mundial, el estadounidense Bernard Lagat. El burgalés se pegó a la cuerda en una carrera mucho más lenta y sin dueño que llegó a los 800 en 2:05.39.

Al toque de campana Higuero se colocó mejor para respondes con solvencia al último tirón del keniano Asbel Kiprop, vencedor en 3:41.28. El español llegó tercero en 3:41.70, justo por delante de Lagat, que no quiso desperdiciar energías.

La tercera serie, en la que estaba Casado, salió de estampida pero al madrileño le bastaron 200 metros para colocarse arriba, a la estela del estonio Tidrek Nurme, que pasó los 800 en 1:55.88. Con la cuerda a buen recaudo, Casado mantuvo a raya a sus adversarios y sólo aflojó en la recta cuando comprobó que nadie podía arrebatarle uno de los cinco puestos de acceso directo a semifinales.