Público
Público

La hija del procesado jugaba a infligir a sus muñecas los maltratos de Alba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Maite, la hija de seis años del hombre acusado de propinar a Alba la brutal paliza que la dejó en coma en marzo de 2006, jugaba a infligir a sus muñecas los mismos malos tratos que padecía la víctima, por lo que les daba cachetes y les precintaba la boca para meterle agua con una jeringa.

Así lo ha declarado hoy la madre de Maite, ex esposa del procesado Francisco Javier P., en el juicio que se está celebrando en la sección vigésima de la Audiencia de Barcelona contra él y contra la madre de Alba, Ana María C., por el intento de asesinato de la menor.

Precisamente es en el testimonio de Maite en el que se basan gran parte de los indicios que incriminan por maltrato habitual a los procesados, ya que, un mes antes de la brutal paliza, la niña relató espontáneamente a la policía las torturas a las que su padre sometía a Alba.