Público
Público

La hija de un pescador: "Me da igual lo que hayan pagado o hayan dejado de pagar"

Ainhize, hija de uno de los marineros del Playa de Bakio, asegura que desconoce las gestiones para lograr la liberación ayer de los pescadores secuestrados en Somalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ainhize, hija del marinero del Playa de Bakio Juan Pedro Sesma, ha asegurado hoy que a su familia no les han informado nada del posible pago o no de un rescate para la liberación ayer de la tripulación del atunero secuestrado hace una semana por piratas somalís, pero ha matizado que eso es algo que 'no me importa'.

'Me da igual, lo que hayan pagado o hayan dejado de pagar', ha afirmado la joven, quien ha explicado también que su madre ha hablado esta mañana con su padre y le ha dicho que estaba 'bien', camino de las islas Seychelles.

Ha matizado que aunque el barco según le han dicho está 'un poco tocado', viajan en él, 'o sea que debe funcionar bien'.

Preguntada si cuando han podido hablar con su padre le ha contado algo de la convivencia con los secuestradores, la joven ha explicado que no les ha relatado nada y que cree que 'hasta que llegue a casa no nos contará nada' y que sólo sabe que han estado todo tiempo que ha durado el secuestro en la embarcación.

Ainhize ha asegurado que toda la familia ésta feliz, especialmente su madre que 'está contentísima'.

'Ya se le ha quitado toda la angustia, ya hemos llorado todo lo que teníamos que llorar, porque ahora estamos llorando de felicidad', ha añadido la joven, quien ha indicado que ella tenía la convicción de que 'esto se iba a solucionar rápido porque todo el mundo ha hecho lo que tenía que hacer, y tengo que darle la gracias a todo el mundo'.

Preguntada por cómo recibió ayer la noticia de la liberación del barco, Ainhize ha asegurado que primero les llamó un medio de comunicación diciéndoselo y 'no me lo creí'.

'Y justo fue colgar y los del Ministerio de Asuntos Exteriores me llamaron para confirmarme la noticia', ha relatado.

Finalmente ha indicado que calcula que para el miércoles su padre esté en casa y que tras atender a los medios a lo largo de la mañana quiere desconectar el móvil para celebrarlo por todo alto esta tarde.