Público
Público

El hijo de Betancourt pide a su madre que resista y a las FARC que la liberen ya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lorenzo Delloye, el hijo menor de la rehén colombo-francesa de las FARC Ingrid Betancourt, pidió hoy a su madre que resista e instó a la guerrilla a que haga un "gesto" en "este momento histórico" y la libere.

"Come y cuídate, es tu hijo quien te lo pide", dijo Delloye a su "mamita bella, mamita linda", en un mensaje radiofónico que grabó ante la prensa en los estudios de Radio Francia Internacional (RFI), emisora que los rehenes de las FARC escuchan en la selva colombiana.

El nuevo llamamiento del hijo de Betancourt se produce mientras una misión humanitaria francesa se encuentra en Bogotá para tratar de prestar asistencia médica a la rehén que, según diversas informaciones, se encuentra grave.

Lorenzo, que no ve a su madre desde hace más de seis años, aprovechó para contarle detalles de su vida diaria, le dijo que le va "bastante bien en los estudios", pero ante todo trató de infundirle "fuerza" y "coraje" y de conmoverla al decirle que está orgulloso de tenerla como madre.

"Cuídate lo más posible", insistió Delloye en un mensaje en el que rogó a los rehenes "que están cerca" de su madre que la cuiden y les explicó que el próximo domingo han convocado en Francia "la marcha más importante" por "el honor de los secuestrados".

En rueda de prensa tras la grabación del mensaje radiofónico, Lorenzo reiteró la advertencia a la cúpula de las FARC de que "serán consideradas como simples jefes de banda" y nunca más como hombres si dejan morir a su madre o a cualquier otro secuestrado.

Delloye abogó por la "discreción" respecto a la misión humanitaria francesa, que calificó como "la última oportunidad" de ver a su madre con vida.

"O liberamos a los secuestrados o yo entierro a mi madre. Así de simple", aseguró.

Lorenzo mantiene la esperanza en el éxito de la misión humanitaria enviada por Francia para asistir a su madre, pese a la difusión de un mensaje del "canciller" de las FARC, Rodrigo Granda, en el que descartó más liberaciones unilaterales.