Público
Público

'Hijos del Tercer Reich', la II Guerra Mundial contada desde el lado nazi

Canal + estrenó el lunes ‘Hijos del Tercer Reich', serie que ha sido todo un fenómeno en Alemania y que aborda la Segunda Guerra Mundial desde la perspectiva de un grupo de cinco amigos afectados, de distinta manera cada uno,

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estar contada desde el lado de las trincheras menos visitado por el cine y la televisión y con cinco puntos de vista distintos, los de cinco amigos en la veintena, son las dos principales bazas que han convertido a Hijos del Tercer Reich (Unsere Mütter, unsere Väter) en un fenómeno en Alemania, donde esta miniserie de producción europea que ha llevado una década de trabajo ha contado con una media de siete millones de espectadores por episodio. Tres capítulos de hora y media de duración cada uno (muy al estilo británico, como Sherlock o Black Mirror) que se podrán ver desde este lunes en España a través de Canal + (a partir de las 22.05 horas).

Otra época, Otra guerra y Otro país son los títulos de los tres episodios que componen Hijos del Tercer Reich. Los protagonistas, pese a ser una serie bélica, no son solo soldados. Además de miembros del ejército de Hitler hay una camarera/cantante, una enfermera y un sastre judío. Los soldados son los hermanos Wilhelm (Volker Bruch) y Friedhelm (Tom Schilling). El primero es el mayor, un joven de fuertes convicciones patrióticas que decide alistarse en el ejército por principios, convencido de que hace lo correcto por el bien de su país. Un teniente que ejerce de narrador de la historia que acabará dándose de bruces con la realidad y viendo como los ideales por los que creía luchar no son tales.

Friedhelm es el más joven de los dos hermanos. Un chico sensible, apasionado de la lectura, que evita estar en primera línea. Algo que le convierte en un cobarde y un peligro para el batallón a los ojos de sus compañeros de armas. Una deshonra para su aguerrido hermano. Nunca se presenta voluntario. Hasta que lo hace y su vida da un giro. Como él mismo dice, parafraseando a otro protagonista, la guerra acaba sacando lo peor de cada uno y su caso es buen ejemplo de ello.

En el grupo de cinco amigos reunidos una noche de verano antes de que la guerra separe sus caminos -escena con la que arranca la serie- está también Greta (Katharina Schütter), una camarera con aspiraciones de diva hollywoodiense que se enreda con un alto cargo de las SS para, entre otras cosas, salvar a su novio judío, Viktor (Ludwig Trepte). Lejos de conseguirlo, este acaba detenido y enviado a un campo de concentración. Y con ellos, cerrando las presentaciones, Charlotte (Miriam Stein), una entusiasta enfermera de la Cruz Roja que pierde toda la inocencia atendiendo a los heridos en el frente.

La factura no es la de Hermanos de Sangre, que contaba con Steven Spielberg y Tom Hanks detrás, pero lo interesante de Hijos del Tercer Reich no es tanto la realización como los personajes que presenta, sus historias, sus problemas de conciencia, la inocencia aniquilada de algunos, el sacrificio de otros, su versión de los acontecimientos ya conocidos... En definitiva, cómo la guerra les cambia a todos y nunca para bien. Cinco historias que conforman el crisol de la II Guerra Mundial contada desde el lado alemán abarcando tanto el frente como la retaguardia, la persecución sufrida en primera persona y la vida de aquellos que, por imposible que parezca, vivían ajenos al campo de batalla en el que se había convertido Europa.

Cinco historias que conforman el crisol de la II Guerra Mundial contada desde el lado alemán

La historia de Hijos del Tercer Reich, dirigida por Philipp Kadelbach, arranca en el verano de 1941. Una época en la que muchos alemanes, como los protagonistas, se prometían una guerra rápida y con final feliz para el bando nazi. Sin embargo, la realidad (como es sabido) fue otra. El primer capítulo, Otra época, abarca los seis primeros meses. Hasta que el avance hacia Moscú de las tropas de Adolf Hitler se ve frenado por un invierno para el que no están preparados. En él se presenta a los personajes y su punto de partida, ideológico y personal. En el medio año que recorre se sigue su evolución y la de la guerra. Como las directrices de Hitler fueron cambiando y recrudeciéndose y cómo afectó esto a Wilhelm, Friedhelm, Greta, Viktor y Charlotte.

Hay quienes la critican por humanizar a los nazis En el apartado de audiencias Hijos del Tercer Reich ha sido todo un éxito. Las críticas, dispares. Hay quienes la critican por humanizar a los nazis, quienes cargan contra el retrato que se hace de los polacos, quienes no perdonan la imprecisión histórica o ideológica... Pero también los hay que ven en esta serie y en el atrevimiento de abordar la II Guerra Mundial desde el bando nazi un acierto que fomenta el debate. Sobre todo para una generación que es hija de quienes protagonizaron aquella guerra. De hecho, la traducción literal del título alemán al castellano sería Nuestras madres, nuestros padres.

DISPLAY CONNECTORS, SL.