Público
Público

Los hijos de inmigrantes se muestran ambivalentes sobre España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sólo un tercio de los hijos de inmigrantes en España se sienten españoles, pero la mayoría afirma no haberse sentido discriminado, según un estudio presentado el martes.

Más de un 40 por ciento de los "nuevos españoles" no tiene interés en quedarse en el país, y prefieren trasladarse a otro país desarrollado, con el 22 por ciento optando por América del Norte, de acuerdo con el estudio "La segunda generación en Madrid: Un estudio longitudinal", realizado por académicos de la Universidad Pontificia Comillas-ICAI-ICADE y las estadounidenses de Princeton y Clemson.

El país de origen predominante es Ecuador, seguido de Colombia, Rumania, Perú, Marruecos, Republica Dominicana, Bolivia y Bulgaria. Aproximadamente, el 70% procede de países latinoamericanos; los ecuatorianos por sí solos representan la mitad de este total.

Aunque más de dos terceras partes (70,8%) cree que los españoles se sienten superiores a los extranjeros, más de la mitad nunca se ha sentido discriminado en España y sólo un 5% declara haberlo sido "muchas veces".

"Pese a los muchos rumores y artículos periodísticos sobre la discriminación en contra de los extranjeros, la segunda generación, al menos en Madrid, no percibe gran rechazo en su contra por parte de la población autóctona y tiene fe en la existencia de oportunidades de movilidad ascendente para todos", señaló el estudio.

"De resultar esto cierto, es mucho más probable que la sociedad española logre integrar exitosamente a sus nuevos miembros", agregó.

después de que el 'boom' económico de finales de los 90 atrajera a más de cuatro millones de extranjeros.

Con España inmersa en la recesión, el Gobierno socialista ha recortado el número de permisos de trabajo y ha lanzado una campaña, de momento con poco éxito, para persuadir a los inmigrantes de que vuelvan a casa.

Hasta ahora en el país no ha habido tensiones entre inmigrantes y nacionales que sí se han visto en otro países, pero el estudio indicó que la mayoría de los estudiantes de colegios públicos declara que hay pandillas y de frecuentes peleas interraciales e interétnicas en sus centros.

Sólo un tercio de los 3.375 estudiantes entrevistados se considera español, y únicamente el 13 por ciento ha nacido en España, lo que refleja lo reciente que es la inmigración a gran escala.