Público
Público

Los hijos de padres depresivos tienen más problemas de conducta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Los hijos de padresdepresivos son más propensos a tener problemas emocionales yconductuales que los de papás sin depresión, según revela unestudio sobre más de 20.000 familias de Estados Unidos.

"Sabemos desde hace años que la depresión materna estáasociada con un aumento de los riesgos en los hijos, pero no hasido tan claro en el caso de los padres", dijo Jeremy Pettit,psicólogo de la Florida International University, en Miami, yque no participó del estudio.

"Ahora podemos decir 'Sí, esto confirma lo quesospechábamos'", añadió.

Los niños eran mucho más propensos a tener problemas deconducta cuando ambos padres tenían crisis depresivas, segúnpublica la revista Pediatrics.

Los resultados, escriben los autores, demuestran lanecesidad de que los pediatras y las escuelas presten atencióna la depresión de los padres, no sólo de las madres, y a lasconsecuencias que pueda tener eso en los niños.

"En la imagen social del cuidado de los hijos y la ayudapara que alcancen su máximo potencial, claramente no se piensaen los padres", dijo el doctor Michael Weitzman, coautor delestudio y profesor de la Escuela de Medicina de la New YorkUniversity.

Weitzman agregó que es especialmente importante prestarleatención a la depresión paterna en momentos en que en el paísmuchos perdieron el trabajo y están tratando de mantener lafamilia, o que muchos otros están regresando de Afganistán eIrak con heridas emocionales.

El equipo de Weitzman utilizó datos de un estudio nacionalcon entrevistas a 21.993 familias. Todas tenían un hijo deentre 5 y 17 años; la madre y el padre vivían en la mismacasa.

En cada entrevista, la madre o el padre respondieron sobredistintos síntomas en ambos padres, los problemas con los hijoso de los niños con sus pares, y la conducta en el hogar y laescuela.

Ni las madres ni los padres tenían síntomas en nueve decada 10 familias; en esos casos, sólo el 6 por ciento de losniños tenía problemas emocionales y conductuales. Pero un 11por ciento de los niños con un padre depresivo tenía problemasen el hogar o la escuela. Esa cifra trepaba al 19 por ciento sila madre tenía depresión.

Cuando ambos padres eran depresivos, uno de cada cuatroniños tenía problemas emocionales y conductuales.

El estudio no prueba que el estado anímico de los padresafecte a los niños, ya que podría ser que las madres y lospadres se vuelvan más propensos a deprimirse cuando sus hijostienen esos problemas.

De todos modos, "los padres con depresión tienden arelacionarse menos con los hijos, a tener conductas menospositivas y más duras, negativas y críticas", dijo Pettit.

Para Weitzman, "los resultados coinciden con lo queesperaban encontrar", pero "lo más importante de este estudioes que nadie había pensado hacerlo antes".

Es más, dijo, "nadie había pensado en tratar de organizarlos servicios de salud para identificar y ayudar a los padresdepresivos".

Por ahora, consideró, los programas preescolares, losmédicos escolares y los de atención primaria deberían tratar dedetectar la depresión paterna.

FUENTE: Pediatrics, online 7 de noviembre del 2011