Público
Público

Los hijos de Uría comparan a ETA con Franco y los nazis

Un año después del asesinato del empresario azpeitiarra a manos de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un año después del asesinato del empresario azpeitiarra Ignacio Uria a manos de ETA por la vinculación de la empresa que dirigía en la construcción de la infraestructura del TAV, centenares de personas se han concentrado hoy en la localidad guipuzcoana junto al monolito construido en su recuerdo.

Dos de los hijos de Uria, Josu y Jaione, han procedido a las 13.00 horas a la lectura de un manifiesto mediante el que han querido lanzar tres mensajes. En primer lugar, han exigido a ETA 'que deje de matar para siempre', tras considerar que al igual que los nazis o Franco, la banda terrorista utiliza bombas y pistolas para lograr su objetivo. 'Para nosotros todos son iguales, dictadores o terroristas, mercenarios o personas comunes, condenamos a todos', han afirmado.

En segundo lugar, se han referido al sector de la izquierda abertzale que aún hoy es incapaz de condenar los 'actos sanguinarios' de ETA, y les han preguntado hasta cuándo continuarán indiferentes antes estos asesinatos.

A continuación, los dos hermanos se han dirigido a la sociedad vasca, a quien han considerado portadora de la 'llave' para el fin de la banda terrorista y para la consecución de un futuro de paz. 'Que nunca seamos inmunes al virus asesino de ETA, que no permitamos que sea parte de nuestra vida cotidiana. No podemos cerrar los ojos ante la tragedia que está sufriendo este pueblo y, menos aún, ante el dolor de las víctimas', han solicitado Josu y Jaione para después pedir que se haga una 'profunda reflexión sobre la barbarie' que vive el pueblo vasco.

Con esta concentración, la familia Uria ha dado por finalizadas las manifestaciones silenciosas que se han venido celebrando el día 3 de cada mes desde que tuviera lugar el asesinato del empresario guipuzcoano.

Asimismo, han querido trasladar su solidaridad a las víctimas que 'sufren diariamente como nosotros', a quienes han animado a 'sacar fuerzas para combatir la lacra del terrorismo' sin olvidar dejar abiertas 'las puertas de la esperanza'.

Numerosos representantes políticos e institucionales han estado presentes en este emotivo acto en memoria de Uria, entre los que destacan el actual lehendakari, Patxi López, y su antecesor, Juan José Ibarretxe; el alcalde de Azpeitia, Julián Eizmendi; la portavoz del Gobierno Vasco, Idoia Mendia; la presidenta de las Juntas Generales guipuzcoanas, Rafaela Romero; así como los diputados generales de Guipúzcoa, Álava y Vizcaya, Markel Olano, Xabier Agirre y José Luis Bilbao, y el delegado del Gobierno central en el País vasco, Mikel Cabieces.

Asimismo, se ha podido ver al consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares; la presidenta del ParlamentoVasco, Arantza Quiroga; el consejero y el viceconsejero de Transportes, Iñaki Arriola y Ernesto Gasco, respectiamente; el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, el recién nombrado líder de la formación en Guipúzcoa, Borja Sémper, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, y el del PSE-EE, Jesús Eguiguren; así como representantes de Aralar y Ezker Batua, entre otros cargos.

El presidente y el secretario general de la patronal Adegi, Eduardo Zubiaurre y José Miguel Ayerza, el presidente de Eudel, Jokin Bildarratz, y el director general de EiTB, Alberto Surio, también han mostrado su apoyo a la familia de Ignacio Uria presente en la concentración, en la que no ha podido verse a la viuda del empresario, Manoli Aramendi, quien sí ha acudido a la misa en recuerdo de su marido celebrada dos horas antes en la Basílica de Loiola.