Público
Público

Tener hijos varones o mujeres dependería de los genes masculinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

Un investigador británicotiene una nueva explicación sobre cómo los seres humanospodemos mantener un equilibrio entre hombres y mujeres en lapoblación, pese a la gran cantidad de varones jóvenes quemueren en guerras y al aborto selectivo de fetos femeninos enciertas partes del mundo.

Corry Gellatly, investigador de la Newcastle University,propone que existe un gen que determina si un hombre tendrá máshijos varones, mujeres o igual cantidad de unos y otras.

Cuando faltan mujeres en una población, ellas tienen mayorprobabilidad de encontrar una pareja y son, por lo tanto, máspropensas a pasarle a sus hijos el gen que aumenta laprobabilidad de tener hijas mujeres. Y cuando escasean loshombres, ese fenómeno reproductivo se invierte.

"Es un mecanismo de contrapeso. No se puede tener unapoblación que tienda a estar integrada por mujeres o porhombres" solamente, explicó Gellatly.

La relación de nacimientos de varones con respecto a los demujeres creció significativamente al final de cada guerramundial en los países involucrados. Varias hipótesis trataronde explicar ese fenómeno.

Una idea es que, al regresar, los soldados tienenrelaciones sexuales muy frecuentes con sus parejas, lo queadelantaría la fertilización en el ciclo menstrual eincrementaría la probabilidad de tener hijos varones.

Otra hipótesis sostiene que los hombres más grandes son máspropensos a sobrevivir a las guerras y a tener hijos varones.

Tras analizar 927 árboles genealógicos de Norteamérica yEuropa que incluyeron a 556.387 personas en total, Gellatlypropone otra explicación.

En un artículo publicado en la edición en internet deEvolutionary Biology, el investigador sugirió que los hombresserían portadores de un gen que controla la relación deespermatozoides X e Y, y así la probabilidad de ser padre devarones y mujeres.

Las mujeres también son portadoras de ese gen y lo pasan asus hijos, pero no lo expresan.

Gellatly diseñó un modelo informatizado para simular cómoactuaría el gen en 500 generaciones, además de examinar si larelación de sexos de los hijos en árboles genealógicos realesrespaldaba su hipótesis. Ambos experimentos incluían su idea dela existencia del gen del género.

El gen del género sería muy antiguo, dijo el autor, yestaría presente quizás en muchas especies (plantas o animales)que se reproducen sexualmente.

Casi todos nuestros genes están agrupados en pares, cadauno heredado del padre y la madre. Gellatly propone que el genque controla el género de los hijos viene en versión"masculina" y "femenina" con tres combinaciones posibles de losdos.

Así, un hombre puede tener un gen "varón-varón", quepromovería la formación de espermatozoides con cromosoma Y; ungen "varón-mujer", que lo haría producir casi la misma cantidadde espermatozoides con cromosoma X e Y; y un gen "mujer-mujer",que lo haría producir más espermatozoides con cromosoma X.

"La estructura del gen propuesto es muy básica y su funciónse limita a decir solamente 'produce más varones' o 'producemás mujeres'", explicó Gellatly.

El gen, agregó el autor, aumenta la probabilidad de que unhombre tenga hijos de un determinado género, pero no dacertezas, y la herencia de padre a hijo disminuye porinfluencia del gen que aporta la madre.

"Es un efecto bastante reducido. Si fuera mayor, no habríapasado desapercibido antes", añadió.

La teoría de Gellatly explicaría también por quéaumentarían los nacimientos de varones después de una guerra.

Las familias con más hijos varones tenderían a tener hijossobrevivientes, que pueden transmitir sus genes, mientras quelas familias con menos hijos varones son menos propensas atener hijos sobrevivientes.

FUENTE: Evolutionary Biology, publicado online el 11 dediciembre del 2008