Público
Público

Hillary Clinton analiza en Arabia Saudí la cooperación con la Organización de la Conferencia Islámica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, analizó hoy planes futuros de cooperación con la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) en una reunión con el secretario general de este organismo, Ekmaledin Ehsan Oglu, en Yeda.

La visita de Clinton a la sede de la OCI, la primera de un secretario de Estado estadounidense a esta organización, se produjo en el segundo día de su estancia en Arabia Saudí, donde ayer se reunió con el rey Abdalá bin Abdelaziz en Riad.

Según la agencia oficial de noticias saudí, SPA, tras su entrevista con Oglu, Clinton aseguró a los periodistas que su visita a la OCI ha sido organizada a petición del presidente Barack Obama para impulsar la cooperación con la organización islámica.

Esta mañana, la responsable estadounidense visitó también al emir de La Meca, príncipe Jaled al Faisal bin Abdulaziz, en su oficina en Yeda, junto a la costa del Mar Rojo, añadió la agencia saudí, que no ofreció más detalles sobre este encuentro.

Anoche, el asunto nuclear iraní dominó las conversaciones que mantuvo la secretaria de Estado estadounidense con los responsables saudíes.

Tras reunirse con su homólogo saudí, Saud al Faisal, Clinton afirmó en una rueda de prensa conjunta que el anuncio iraní de conseguir el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento es una "provocación".

Clinton insistió en que el comportamiento de Irán, en relación con el asunto nuclear, es "inaceptable" y añadió que no sirve a los intereses de nadie, según la SPA.

Entre los temas que trató Clinton con Al Faisal figuró también el proceso de paz árabe-israelí.

A este respeto, la secretaria estadounidense dijo que sus "conversaciones con los responsables del reino incluyeron las medidas necesarias para lanzar negociaciones eficaces sobre la paz en Oriente Medio, que puedan satisfacer a las ambiciones de las partes".

Por su parte, el jefe de la diplomacia saudí instó en la misma rueda de prensa a elaborar un plan para prohibir la proliferación de armas nucleares en la región.

En ese sentido, afirmó que su país prefiere una solución pacífica al contencioso nuclear iraní, y que desea que la zona no se involucre en una carrera armamentista.

Asimismo, pidió aplicar sin excepción las normas de la prohibición de armas de destrucción masiva a todos los países de la región, incluido Israel.