Público
Público

Hillary Clinton dialoga en Hanoi con los gobernantes asiáticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, se sumó hoy a las conversaciones que mantendrán en Hanoi los jefes de Estado o Gobierno de Asia, cuando en la región afloran las tensiones territoriales y preocupa la depreciación del dólar.

Antes de participar en la Cumbre de Asia Oriental, Clinton se reunió por separado con el ministro chino de Asuntos Exteriores, Yang Jiechi, para tratar de mediar en la disputa que el gigante asiático mantiene con Japón.

Ambas naciones están enzarzadas en un conflicto diplomático por la soberanía de las islas deshabitadas Diaoyu-Senkaku, en el mar de China Oriental, y que ayer provocó un nuevo desencuentro entre los primeros ministros de una y otra potencia.

Según fuentes diplomáticas, el primer ministro chino, Wen Jiabao, se molestó ayer cuando su homólogo japonés, Naoto Kan, abordó la disputa con China en el transcurso de la reunión que mantuvo con los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Las relaciones entre China y Japón se han deteriorado en las últimas semanas después de que las autoridades niponas retuvieran en septiembre a un pesquero chino que había colisionado con otra embarcación japonesa cerca de las islas en disputa.

Otros cuatro miembros de la ASEAN (Vietnam, Filipinas, Malasia y Brunei) también se disputan con China la soberanía de dos archipiélagos en el mar de China Meridional, las Paracell y las Spratly.

Clinton sostiene que estos conflictos deben ser resueltos en el ámbito multilateral, mientras que China insiste en negociar por separado con cada uno de los países implicados.

Es previsible que durante el encuentro también afloren otros asuntos que atañen a la seguridad regional, como el desacuerdo entre Camboya y Tailandia sobre un tramo de la frontera que comparten y que ha desembocado en ocasionales enfrentamientos armados.

Los líderes asiáticos tienen previsto exponer a la secretaria de Estado la preocupación que en la región genera la depreciación del dólar, que perjudica las exportaciones y resta competitividad al turismo de la zona.

Además, la secretaria de Estado estadounidense aprovechará su viaje a Hanoi para reclamar al gobierno vietnamita un mayor respeto a los derechos humanos.

"La secretaria volverá a abordar el asunto de los arrestos y condenas de disidentes pacíficos y lideres religiosos, además de las restricciones de internet, incluido el bloqueo de Facebook", indica el Departamento de Estado en un comunicado.

"El avance en nuestras relaciones con Vietnam permite a los Estados Unidos promover sus valores básicos y debatir nuestras diferencias sobre derechos humanos y libertad religiosa de manera más abierta", añadió en su comunicado.

La embajada de Estados Unidos en Vietnam expresó esta semana su preocupación por la condena de tres sindicalistas disidentes, seis feligreses católicos y el arresto de dos blogueros que criticaron al Gobierno.