Público
Público

Hillary Clinton recuerda a Europa que no hay atajos para combatir la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, recordó hoy a los líderes europeos que "no hay atajos" para combatir la crisis de la deuda, un problema que exige decisiones difíciles.

"Sabemos que los Gobiernos están tomando decisiones difíciles, y animamos a los países a continuar las medidas de reforma que traerán un crecimiento renovado y mejorarán la competitividad para el futuro", dijo Clinton tras un encuentro bilateral con el ministro de Exteriores portugués, Paulo Portas.

Las declaraciones de Clinton, que no acostumbra a pronunciarse sobre asuntos económicos, llegan al día siguiente de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indicara que las medidas europeas contra la crisis no han sido todo lo rápidas que deberían, lo que "está asustando al mundo".

Esos comentarios fueron recibidos con frialdad en el Parlamento Europeo, donde el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, indicó hoy que no aceptará "las lecciones dadas del otro lado del Atlántico sobre el origen de la situación en la que nos encontramos".

Clinton, por su parte, aseguró hoy que Estados Unidos "está enfrentando muchos de los mismos desafíos" que sus los mandatarios s europeos.

"He escuchado a muchos líderes europeos preguntar '¿Qué está haciendo Estados Unidos? ¿Serán capaces de volver al crecimiento?'", aseguró la titular de Exteriores.

Por eso, añadió, es necesario apoyar "los esfuerzos de sentido común y eficaces que están tomando tanto el presidente Obama como varios líderes en Europa".

"Sólo queremos dejar claro que debemos continuar en este camino. No hay atajos. Y no va a ser fácil, pero en mi opinión, resultará en un regreso a la prosperidad económica en el futuro; si estamos dispuestos a hacer ahora lo que se requiere de nosotros", indicó Clinton.

Tras su encuentro con Portas, la secretaria de Estado aplaudió los esfuerzos de Portugal a nivel individual, y aseguró que se encuentra en el buen camino, como demostró "el muy positivo informe" sobre su situación que elaboró en agosto el grupo conocido como "troika" - formado por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).