Público
Público

Las hipotecas nuevas se encarecen pese a caer el Euríbor

Son un 10% más caras que hace un año // En enero repuntan las firmadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los atrevidos compradores que en plena crisis quieren acceder a su primera vivienda están sufriendo directamente el encarecimiento de las hipotecas nuevas, para las que aún no ha llegado el efecto del desplome del Euríbor, el tipo de referencia más utilizado. Así se refleja en los datos que ayer difundió el Instituto Nacional de Estadística (INE): el tipo de interés medio de estos préstamos alcanzó en enero el 5,64% . Sólo en ese mes subió un 1,1% y, desde enero de 2008, se ha encarecido un 10% . No cae desde octubre.

Como el Euríbor que se aplicaba en esas hipotecas era el último publicado, en la práctica el de noviembre (4,35%), esto supone que bancos y cajas cobraron al cliente diferenciales medios de 1,29 puntos, lejos de los chollos de Euríbor más 0,35 puntos que ofrecían de forma generalizada a mediados de 2007. Ahora, las entidades financieras imponen prácticamente 2 puntos de diferencial, según los expertos del sector.

Mientras, el Euríbor acumula bajada tras bajada y marcará al cierre de marzo el mínimo del 1,91%, el récord desde su creación en 1999, más bajo que el récord de junio de 2003, cuando se situó en 2,014%. Esto rebajará las hipotecas firmadas hace un año no las nuevas hasta 5.000 euros al año.

Muchas hipotecas aún no recogen las caídas del Euríbor porque la mayoría se revisa una vez al año. "Las buenas noticias de bajadas en la cuota mensual se empezarán a ver en los datos de febrero y marzo", señala Pep Ruiz, director de análisis inmobiliario de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

Más préstamos en enero

Aunque las hipotecas nuevas son más caras, en enero repuntó el número de los préstamos (53.017) un 7,9% frente a diciembre, cuando descendieron un 3,5%. Si bien, en comparación con enero de 2008, cayeron un 44%.

La tímida caída del precio de los pisos, pero sobre todo las restricciones que está imponiendo la banca a la hora de conceder hipotecas hizo que el importe medio de estos créditos cayera en enero un 14,5% en comparación con el mismo mes del año pasado, hasta 122.091 euros. La hipoteca media total , que incluye las fincas rústicas y urbanas, bajó un 7,9% (150.539 euros).

Los compradores piden menos hipoteca en parte por "el efecto expulsión de los primeros compradores de vivienda" debido al endurecimiento de las condiciones que impone la banca que, apunta Pep Ruiz, "muestra una prudencia que podría ser excesiva desde una perspectiva de medio plazo". Los importes son menores porque muchas hipotecas se hacen por cambio de piso, tras la venta del anterior.

Por otro lado, el número de viviendas libres iniciadas en 2008 bajó un 49% frente a 2007 (269.098) y las nuevas protegidas crecieron un 8,5%, hasta 90.946, según el Ministerio de Vivienda.