Público
Público

Las hipotecas se rebajan 250 euros en noviembre

El Euríbor está a punto de tocar fondo, según los expertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En plena rampa de despegue de las compras navideñas un cheque de 249 euros adicionales suena casi a paga extra. Algo así es lo que van a tener aquellos a los que les toque revisar sus hipotecas en estos días. El Euríbor, el tipo de referencia que sirve para calcularlas, ha cerrado el mes de noviembre con una media del 1,231%, la más baja de su historia.

Si tomamos como media una hipoteca de 150.000 euros a pagar en 26 años y a la que se le aplica un diferencial de tipos de interés del 0,5%, la rebaja de la cuota mensual respecto a lo que pagaba del año pasado da como resultado exactamente esa cantidad: 249 euros.

La tendencia del Euríbor ha replicado la caída de los tipos de interés oficiales desde hace un año. Ahora, con estos estancados en el 1% y con la vista puesta en una subida a medio plazo, los expertos auguran pocas correcciones. En el mejor de los casos, apuntan que podría bajar hasta el 1,20%, a sólo 20 puntos básicos del tipo oficial del dinero (que está en el 1%), por lo que las alegrías financieras de la mano del Euríbor parece que ya han tocado fondo.

La rebaja de noviembre es algo inferior a de los meses anteriores. Para quienes revisaron su préstamo en octubre, 'la alegría' llegó a los 382,14 euros, y fue la más alta ya que coincidía con la hipotecas que habían soportado durante un año el Euríbor en su máximo histórico. A partir de ahora las rebajas será cada vez menores. Con los nuevos créditos la situación se complica. Por un lado, las entidades financieras han endurecido sus exigencias. Por ejemplo, el diferencial de 0,5% para una hipoteca es casi historia. Por otro, el único movimiento que se puede esperar por parte de las autoridades monetarias es una subida de tipos, aunque se desconozca el momento exacto.

Esta tendencia alcista no parece dar mucho miedo a los inversores. Un estudio publicado por Barclays Wealth con los resultados de una encuesta elaborada por The Economist Intelligence Unit asegura que el 35% de las grandes fortunas tienen previsto aumentar su inversión en el sector inmobiliario en los próximos dos años.

A pesar de la última crisis, los 2.000 grandes inversores encuestados por The Economist, todavía consideran que el ladrillo será la inversión con mejores perspectivas a largo plazo. El 23%, además, cree que el sector está infravalorado y sólo el alto coste de los préstamos limita su intención de abordar estas inversiones.

Por países, Estados Unidos, China, Reino Unido e India son las zonas con mayor perspectiva de revalorización, aunque todos prefieren invertir primero en su propio país.