Público
Público

Las hipotecas subirán por segundo mes seguido

El euríbor a doce meses cerró septiembre en el 1,420%, una milésima menos que el mes anterior, pero 1,5 décimas más que un año antes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El euríbor a doce meses, el indicador más empleado en España para calcular la cuota mensual de las hipotecas a tipo variable, cerró septiembre en el 1,420%, una milésima menos que el mes anterior, pero 1,5 décimas más que un año antes, lo que implica que las hipotecas subirán por segundo mes consecutivo.

 

Así, según estos datos, que el Banco de España confirmará en los próximos días, las hipotecas contratadas hace un año por un importe medio de 150.000 euros y un plazo de amortización de 25 años que se revisen en octubre -que utilizan el dato de septiembre- verán crecer sus cuotas mensuales en 11,07 euros, que serán 132,84 euros al año.

Esto se debe a que, cuando se aplique el euríbor de septiembre, la cuota mensual para una hipoteca media crecerá hasta los 594,28 euros frente a los 583,21 de un año antes.

El pequeño recorte de la tasa media de este indicador que se ha producido en septiembre rompe una racha de cinco subidas mensuales consecutivas que se inició en abril, cuando repuntó hasta el 1,225% y que siguió en mayo, cuando avanzó hasta el 1,249%; en tanto que en junio se situó en el 1,281%, y en julio, en el 1,373%.

En concreto, julio, fue el último mes en el que las hipotecas registraron recortes interanuales, aunque también muy leves, de sólo 30 euros al año.

Durante todo el mes de septiembre, el euríbor ha registrado una cotización diaria algo errática, con frecuentes subidas y bajadas, y casualmente, su registro intradía más bajo se produjo el primer día del mes, el 1,411%, mientras que el más alto fue hoy, en la última sesión hábil, al alcanzar el 1,433% y repuntar de golpe ocho milésimas.

Según los analistas consultados por EFE, el euríbor mantendrá en lo que resta de año una moderada tendencia al alza que lo situará en torno al 1,45% ó 1,50%, ya que no hay ningún motivo para pensar en una subida de tipos antes de finales del año que viene.